LA IMPORTANCIA DE UNA LETRA

LA VIDRIERA IRRESPETUOSA
LA IMPORTANCIA DE UNA LETRA


por Hugo Bruschi en el Año contra la Impunidad
 
Hubo un tiempo, en que el abecedario celeste no pudo cumplir con la tarea para la que fue creado. Un tiempo en donde determinadas letras destacaban del resto y adquirían una importancia tal, que podían determinar el futuro de las personas. Podían decidir sobre su "idoneidad" - para usar un término de moda - para revistar en la función pública e incluso en la privada, donde no era aconsejable mantener en la plantilla laboral, a ciertas letras peligrosas.
Y dentro de ese complejo panorama, en donde los ciudadanos eran clasificados con las letras ABC, hubieron claro está quienes fueron beneficiados con la A, que era como sacar la  "grande" o por lo menos el 5 de oro. Y para esa delicada tarea de reunir méritos, mucha gente apeló a ciertos recursos un tanto reñidos con las buenas costumbres: LA DELACIÓN.
Recuerdo que 1975 fue declarado Año de la Orientalidad y fue precisamente el año donde se registraron más "orientalidades". Bastaba observar las citaciones a la calle Maldonado o a Jefatura para comprobarlo. Allí el delatado tendría que explicar con satisfacción para sus interrogadores, del tenor de la acusación sobre sus actividades sospechosas. De acuerdo al resultado de aquellos interrogatorios, sería la letra recibida que lo habilitaba o nó, para seguir trabajando. "Por algo lo habrán citado" era común escuchar en los lugares de trabajo.
De todos modos es justo reconocer que fueron más los que aprobaron con buena nota, que los rechazados. Uno de aquellos llegó a Presidente de la República, lo que habla a las claras de los méritos reunidos a su foja de servicio. Y este hombre una vez pasada la etapa dictatorial y haciendo gala de su buen olfato a la hora de los negocios, eligió al Frente Amplio. Nó por un problema de principios, sino porque aquél olfato le decía que Blancos y Colorados tenían los días contados. El Pueblo no los quería más. Y así fue que este hombre llegó a la presidencia, luego de haber sido Intendente por Montevideo. Y con él se vino toda aquella gente que la balconeó en los días difíciles y quienes también como él apoyaron a la Dictadura. Fue un negocio a dos puntas, pues quienes miraron para el costado cuando se mencionaba su pasado, vieron en este candidato el hombre ideal para ganar una elección: estaba autorizado y apoyado por Wáshington, el Fondo Monetario y el Banco Mundial. Se puede pedir más?
Por todas estas cosas, La Vidriera no entiende como mucha gente aún espera de este individuo medidas de izquierda. Este hombre de izquierda tiene el brazo o la pierna y la gente que lo votó otro tanto. Y por ello ganaron, le dieron la oportunidad a aquellos que apoyaron la dictadura, de reivindicarse para la platea. "Yo soy del Frente" me confesó un delator algunos años más tarde. Si será tentadora la oferta, que hasta un ideólogo del Escuadrón de la Muerte llegó a diputado y se saca fotos con el mismo Tabaré Vazquez! Uno a veces se pregunta que suerte hubiera corrido Amodio de pertenecer al Frente Amplio, lo habrían denunciado, lo habrían procesado? Siempre me quedó esa duda.....
Un hijo me decía: "si esta es la izquierda, la derecha está demás" y no le faltaba razón. Sin olvidarnos claro está, que el gran negocio, la gran estafa está consolidada y legitimada por una idea original: Hacerle creer a la gente que se trata de un proyecto de izquierda en donde todo el mundo tiene cabida (aquí no se pregunta nada) y por tanto la mejor alternativa a una "derecha" fuera de época, en donde sus representantes son tan burros que con abrir la boca ya le están haciendo el juego al Frente Amplio. Y es allí donde la gente piensa con razón: "para semejante candil, es mejor seguir a oscuras" o "estos son malos, pero aquellos son peores", en una competencia a menos, hacia abajo. No me digan que el proyecto progresista no es original.......

CUANDO NADA ES LO QUE APARENTA SER

Elecciones en Argentina y en Latinoamérica
CUANDO NADA ES LO QUE APARENTA SER





En el tiempo presente que nos toca vivir, es manifiesta intención de las transnacionales, del poder económico y sus servidores, ocultar sus verdaderas intenciones bajo una máscara que muestre lo contrario de lo que se pretende hacer.
Con la activa participación de los medios concentrados, la realidad y la ficción se mezclan de tal manera, en que hay veces en que a nosotros mismos nos cuesta diferenciar en lo que vemos, vivimos o sentimos, si eso pertenece a uno u otro campo.
Por eso hay gobiernos en Latinoamérica que negocian bajo cláusulas secretas tratados como el TTP o el TIZA que entregan totalmente su soberanía a las transnacionales y que no pueden decirlo por la reacción que tal hecho produciría en sus respectivos pueblos.
En el mercado entra todo, desde la cultura o la religión hasta la política, pero deformado, travestido, teñido de un optimismo falso que nos convence que es saludable aquello que nos enferma, que es limpio lo sucio, que es honesto  lo que es delito, que es verdad la mentira más burda, que nos conviene aquello que nos perjudicaría gravemente, que es libertad lo que nos esclaviza. Con frecuencia la banalidad y lo vacío de contenido se convierten en objeto de culto.
Las certezas desaparecen. Si nada es lo que parece: ¿en qué o en quién podemos confiar?. Así vamos quedando solos, encerrados en nuestra dolorosa condición de seres desamparados. Ese es el momento elegido para vendernos algún Mesías de ocasión, que desde la pantalla del televisor nos engaña de su condición de frio, calculador y despiadado delincuente, con una apariencia educada, con su voz suave, tranquila y sin énfasis innecesario, mientras pareciera mirarnos a los ojos.
Difícil etapa ésta en la que lo innecesario se convierte en imprescindible, lo secundario en principal y hasta el Golpe Blando cuidadosamente preparado, se muestra como un Triunfo de la Democracia.


Eduardo Yarke                                                                                                 

Octubre del 2015  

TIEMPOS DE VIOLENCIA

LA VIDRIERA IRRESPETUOSA
TIEMPOS DE VIOLENCIA




por Hugo Bruschi en el Año contra la Impunidad
 
Todos los días leemos en la prensa casos de violencia. Violencia doméstica, violencia en el fútbol, violencia en las calles, violencia en las escuelas, etc.Pareciera como que la Sociedad, ha entrado en un laberinto del que no puede salir y ya no alcanza con quejarse sin analizar las causas y apuntar hacia ellas. Tal vez por allí encontremos la salida.
Un buen hombre, de esos que se llevan bien con todo el mundo ( yo siempre desconfío por las dudas), pero que siempre está del lado ganador, me decía ayer:  "En todos lados se cuecen habas, mire lo que pasó en la tranquila Suecia donde entran a una escuela y matan gente" Es muy cierto le respondimos, pero tú conoces las causas? Entonces se me ocurrió citarle un ejemplo bien cercano. Si Ud. desde el gobierno, en su calidad de Presidente tilda a los maestros de vagos que trabajan 4 horas y que además "se la quieren llevar toda", no resulta extraño pues, que alguien que aún no ha entendido la función del maestro, la emprenda a golpes y lo amenace de muerte. Bueno, en Suecia existe un Partido político llamado Sverige Demokraterna, racista como algunos otros en Europa, que promueve el miedo entre la población debido a la llegada de refugiados, que según ellos "acabarán con Suecia, pues no tendremos recursos para pagar lo que implica aceptarlos. Recursos que se le quitarán a las pensiones y a la Seguridad Social" No es extraño entonces que esa prédica llegue a una cabeza enferma y salga a matar inmigrantes. Lo hace por la Patria en peligro. 
Pero volviendo a la violencia celeste, nada nos dice  la prensa sobre la violencia oculta, la violencia democrática que está a la vista de todos, pero muy pocos la ven. La violencia de terminar sus días en un Hospital en ruinas y falto de recursos, la violencia de tener que vivir entre latas, perros y cartones, la violencia de tener que comer de los restos ciudadanos, la violencia de tener que vivir con menos de 15.000 pesos mientras otros pasean por el mundo y le dicen a la gente que como este país no hay otro, la violencia de las pensiones, la violencia que humilla a los viejos que pasan a ser una carga para sus hijos o nietos, la violencia de tener que contemplar, como un sistema que alienta a la corrupción, la emprende contra la gente digna que no está dispuesta a venderse ni a vender la soberanía de su país. Esa es la violencia de la que nadie habla desde la prensa y por tanto miles y miles de uruguayos no tienen idea.





Es la misma violencia que le otorga al individuo en calidad de derecho, un arma que no sabe usar y que cuando lo hace se mata a sí mismo. Una persona, un voto. Derecho consagrado en una Constitución que tiene casi 200 años. Y ese derecho es empleado en forma irracional, del mismo modo que un loco emplea sus armas contra los alumnos o profesores de una escuela. Yo observaba tiempo atrás, a un individuo de mi barrio cuya única inquietud, era la de juntar plata "en la coleta pal nacho", luego embanderarse y junto a sus Amigos partir hacia el Estadio. Y éste es sólo uno de los miles que andan por ahí, cuyo voto vale igual al de alguien que piensa, se informa y lucha por una Sociedad más justa. Entonces uno en su bronca  se pregunta: Quién le otorgó a ese individuo el derecho a condenarme, a condenar a mi familia o a la familia de mi vecino, durante 5, 10, 15 años o toda una vida entre jodedores y corruptos?
Esta es la violencia de un sistema perverso, una violencia aceptada por sus víctimas y considerada casi con orgullo. Somos demócratas como nó, tan demócratas que votamos y le damos carta blanca a un grupo de gente, durante 5 años para que nos gobiernen y hagan lo que quieran. Aunque al otro día tengamos que largarnos a las calles a hacer huelga.........por aquello de "que si habrá crisis, bronca y hambre que el que compra un cacho de fiambre, hoy se morfa hasta el piolín"....
Por quien vas a votar?

Zabalza: "Les dicen "terroristas""

Les dicen terroristas





UNA NUEVA GENERACIÓN DE PALESTINOS, QUE VIERON A SUS ABUELOS Y PADRES MORIR ASESINADOS POR EL ESTADO CANALLA DE ISRAEL, ENFRENTAN A CUERPO DESCUBIERTO, CON PIEDRAS Y PUÑALES, EN ABSOLUTA INFERIORIDAD DE CONDICIONES, AL EJÉRCITO MEJOR ARMADO Y ENTRENADO DEL MUNDO... SON LO QUE FUERON LOS GUERREROS POR LA INDEPENDENCIA DE BOLÍVAR, SAN MARTÍN Y ARTIGAS, PERO LOS GRANDES MEDIOS DE COMUNICACIÓN LES DICEN “TERRORISTAS”.

Jorge Zabalza

LA CASA ES SERIA.....

LA VIDRIERA IRRESPETUOSA
LA CASA ES SERIA...
...


.
por Hugo Bruschi en el Año contra la Impunidad
 
......y por tanto se reserva el derecho de admisión, les faltó decir. Así lo tuvo que entender la Jueza Mariana Mota y así lo tendrá que aceptar el Fiscal Enrique Viana. Tanto aquella como éste, estaban incursionando en zonas reservadas a los que manejan el negocio y en tal sentido no debería sorprendernos la decision de sus dueños. Èstos no hacen más que cuidar sus intereses, que no siempren coinciden claro está, con los de los clientes, quienes deberán entender de una vez por todas que no se admitirán curiosos. Qué es eso de andar metiendo "las narices donde nadie los llama?
"El Pueblo nos confió el manejo de esta gran empresa pública y él y sólo él, mediante elecciones libres, tendrá el derecho de dar su opinión, lo demás no cuenta. Y por ahora ese Pueblo no parece estar descontento con nuestra gestión" nos confesaba un destacado dirigente. "Ud. observe -nos continuaba diciendo - que el entonces presidente del país José Mujica, declaró que este problema de los desaparecidos recién se resolverá cuando todos los involucrados en aquellos hechos, estuvieran muertos.  A qué viene ese apuro entonces, que pretendía esa Jueza Mariana Mota con eso de los expedientes y las visitas a predios militares? Acaso arrojar una sombra de duda sobre nuestra gestión?"




Bueno, pero no se olvide que los familiares no pueden esperar tanto, ellos también son mayores y pueden morir sin saber donde están sus seres queridos, no le parece? "Para ello hemos creado una comisión......." nos dijo el hombre.
Y en el caso del Fiscal Enrique Viana, que nos puede decir? Mire, para que tenga una idea de que el Pueblo no toma en serio estas "denuncias de irregularidades", lo invito a concurrir a la Puerta del Estadio Centenario y preguntarle a la hinchada que concurre a alentar a la Celeste, si conocen al Fiscal Viana. Después me cuenta........Este hombre carece de idoneidad y también se interna en asuntos que no son de su competencia, nosotros tenemos personal altamente calificado para la tarea, para entender en proyectos de inversión y los efectos sobre el medio ambiente".
Bueno....menos mal. Ahora podemos estar tranquilos, le respondimos. Y una vez finalizado el diálogo con este hombre de pro, nos quedamos con la impresión, de que el pais está en muy buenas manos.....

“La guerra es paz”. Reciclaje de cascos azules celestes

“La guerra es paz”. Reciclaje de cascos azules celestes




Como el que está desesperado por salir en la foto “Vázquez viaja a Nueva York y se reúne con Barack Obama”, tituló la Presidencia de la República en su web el 2 de setiembre. Y esa reunión nunca se realizó ... porque nunca estuvo prevista. lo que sucedió [fue] una cumbre de los países que participan en las misiones de paz... cuando se generan expectativas altas y basadas en cosas irreales, es lógico que luego los resultados sean bajos. Así, el gobierno sigue alejando la posibilidad de lograr que las relaciones exteriores sean un salvavidas para tener logros políticos concretos”. (1)

Las cosas no le salieron a Tabaré tan bien como pensaba, y entonces, cuando le tocó hablar en la Asamblea General de la ONU, se pasó hablando de combatir el tabaco.

Vamos al contexto. En el mundo hay unos 26 millones de efectivos militares y 7 mil millones de habitantes, hay un uruguayo cada 2100 personas pero un militar uruguayo cada mil. El mundo tiene un militar cada 260 personas, Uruguay uno casi cada 130. Tenemos el doble del promedio mundial.

Las “fuerzas de paz” de Naciones Unidas (o sea, su ejército) tienen 125 mil efectivos, son menos del medio por ciento de los ejércitos del mundo. Uruguay forma parte de esas fuerzas, y con ciertos altibajos en los últimos años han sido unos 2600 efectivos, la décima parte de los funcionarios del Ministerio de Defensa. Eso es un 2% de las fuerzas de la ONU, ya no el doble sino más del cuádruple del promedio mundial de participación en éstas. Y veinte veces más de lo que cada país del mundo toma en promedio de su propio ejército para aportar a ese ejercito mundial.

Ahora, Naciones Unidas quiere aumentar sus fuerzas en 25%, Uruguay acompañará esto con un incremento del 13% de sus efectivos en “misiones de paz”.

Un extranjero que no conociese Uruguay podría pensar que esta militarización desproporcionada se debería al espíritu guerrero o militarista de los uruguayos, historia de guerras, necesidades de defensa nacional o intereses de su propio “complejo militar-industrial”. Curiosamente, la justificación que acá escuchamos para esa participación desproporcionada, es la tradición PACIFISTA de Uruguay. Un pensamiento orwelliano, “La guerra es paz”.




Supongamos que así fuese, que el gobierno uruguayo tuviese verdaderamente intención de contribuir a la paz mundial participando en eso que se llama “misiones de paz” de Naciones Unidas, creyendo que así ayuda a ese objetivo. Pero ¿cuál ha sido la realidad de estos casi 70 años de la aventura de “paz armada ONU”? Uruguay no está solo en este pensamiento orwelliano, Naciones Unidas también.

Dejemos eso por el momento, todos sabemos que las “misiones de paz” en nada han servido a la paz en todo este tiempo. A poco de iniciadas evolucionaron a ser el “biombo colonialista” que denunció Patricio Lumumba hace 50 años. Ahora, debido a graves problemas en su acción, la propia ONU se plantea una reformulación. El incremento de fuerzas propuesto es parte de este plan; ya vamos a eso.

Primero veamos el caso uruguayo. Sería absurdo buscar en la alta participación en las misiones de paz, algo que comienza en 1993 y alcanza su apogeo entre 2004 y 2010, la motivación para la hipertrofia militar que arranca a comienzos del Siglo XX, un siglo antes. Las razones reales de esta participación desproporcionada no tienen nada que ver con un pretendido pacifismo, todo lo contrario.

Tomo como referencia los trabajos de investigación de Julián González Guyer, uno en especial (2). La forma de hablar de Julián no es la mía, no me parece lo mejor decir las cosas a medias, pero si leemos más allá de sus pruritos académicos resulta obvio que lo que quiere decir es esto que vamos a traducir al liso y llano.

Urugay no precisa fuerzas armadas para su defensa territorial. En toda nuestra historia nunca sirvieron para eso, ni lo pretendieron siquiera. La hipertrofia militar es un chantaje sistemático que el Estado capitalista hace a la sociedad para disuasión de cualquier rebeldía, además de instrumento último de represión, como lo hemos visto.

De esta manera, nuestra tradición en política internacional fue siempre la solución pacifica de los conflictos. Todo lo contrario al intervencionismo militarista.

La salida de las dictaduras militares en el continente planteó a los gobiernos burgueses que las sucedieron, un problema. Se intentó una solución de compromiso buscando tareas fuera de frontera para los militares. El asunto funcionó bien en general en el continente durante un tiempo, pero la hipertrofia militar en Uruguay era un hueso más duro de roer.




“Nuestras” fuerzas armadas conservan un bunker dentro del Estado, retienen bajo su órbita en forma anti-constitucional instituciones civiles como fuente de recursos adicionales, llevan como cosa normal una contabilidad oculta ilegal con compras ficticias y desvíos de fondos, tienen privilegios jubilatorios excepcionales y el déficit es cubierto por Rentas Generales, un Hospital Militar estamentario pagado por toda la sociedad que es en realidad un hospital de la “familia militar”. A eso se suman sus privilegios políticos, la impunidad por sus crímenes del pasado y la impunidad por sus constantes apologías del delito e intervenciones políticas prohibidas por la Constitución, que la clase política tolera.

Pero la realidad irracional de este peso desmedido de las fuerzas armadas no ha podido contra la fuerza de las cosas. El presupuesto del Ministerio de Defensa ha venido disminuyendo en todos estos años, porque no ha habido más remedio. Se ha llegado a un punto en que mantener sin cambios este tipo de fuerzas armadas es imposible; al mismo tiempo la clase política del Estado burgués no ha encontrado forma de resolver el problema. Su obsecuencia hacia el militarismo es aun más notoria en el gobierno del Frente Amplio, porque debe compensar la débil confianza que ofrece a la clase dominante. Como el travesti que sobreactúa a la mujer, el gobierno frentista sobreactúa su servilismo a la corporación militar.

En nuestro continente, la participación en “misiones de paz” fue una solución intentada para “reinsertar” a los militares. La ocupación Haití fue la forma principal de instrumentar esa propuesta. Una verdadera vergüenza, la “hermandad” latinoamericana basada en el abuso del hermano más débil.

Pero dos cosas hicieron que esto no le funcionase a nuestro gobierno. La lucha del pueblo haitiano, y lo aberrante de las fuerzas armadas uruguayas.

Luego de once años, la MINUSTAH ha demostrado ser un total fracaso. En Haití sigue habiendo una dictadura que el pueblo rechaza cada vez más, la situación social es cada vez más grave y la intervención militar la ha agravado encubriendo el desvío corrupto de la ayuda humanitaria y agregando por su cuenta una cadena de abusos, las Naciones Unidas ya no saben como mantener o como sustituir a la MINUSTAH, los gobiernos latinoamericanos acuciados por problemas han comenzado a abandonar a su suerte la aventura colonialista.






Luego de algunos vaivenes, el gobierno frentista terminó, en su tercer período, inclinándose por lo peor. Intentará permanecer en Haiti luego de haber fundamentado abiertamente el retiro (“No ser guardia pretoriana de una dictadura”), y ha asumido ese compromiso a pesar de la resolución expresa del parlamento, y a pesar del reiterado rechazo de las principales organizaciones sociales y amplios sectores del Frente Amplio (porque como todos sabemos, no es una organización con democracia interna).

La participación en la ocupación de Haití ha sido el punto en que el conflicto interno del gobierno frentista ha llegado a su extremo, único caso que ha provocado tres renuncias de diputados a sus bancas por no acatar, por razones de principios, la disciplina militar interna, militar por su estilo y por su verdadera finalidad.

También el tema militar es el punto de quiebre de esa disciplina militar al otro lado del espectro frenteamplista. Por primera vez en diez años tres disputados -tres otros- han roto abiertamente la disciplina por la derecha al no votar el artículo del presupuesto que reduciría el llenado de vacantes en las fuerzas armadas, una forma aunque fuese mínima de ahorrar en esta costosa cáscara inútil, no seguir llenando puestos de nada. Pero, como hemos dicho, la clase política uruguaya es incapaz de resolver este problema.

(Un breve paréntesis. Nuestra bola de cristal nos dice que la dama justiciera no resultará tan ciega al comparar indisciplinas. Ninguno de estos rebeldes por derecha perderá su banca. El desacato ni siquiera servirá para aflojar la presión sobre quienes no quieren votar las peores cosas del presupuesto. Sendic “comprendería la decisión de los tres legisladores si no hubiera habido lugar a la discusión y el análisis, pero sí lo hubo”. Nunca fue el caso de la intervención en Haiti, año tras año escuchamos la queja de los que votan “en disidencia”, que el Frente debería darse la oportunidad de discutir etc etc . En diez años, no lo hicieron).

No solo para Haití, también para Uruguay las misiones de paz han traído lo peor. Recrudecer los vicios de la institución militar ya de por sí enferma, desarrollar sus abusos y llevar al gobierno a cubrirlos, hacer campo de orégano a la corrupción, preparar al personal militar técnica y psicológicamente para reprimir a la población civil. Y, pese a que el gobierno pretendía presentar con esto una buena imagen de Uruguay ante el mundo, terminó en todo lo contrario.

A cambio, las fuerzas armadas podrían cumplir así con la necesidad de prepararse para la defensa de nuestro territorio entrenándose en “combates reales” (en la selva africana, por ejemplo), sin importar quién muere en ese “entrenamiento”, o quién tiene razón en ese conflicto. Pero dejemos también eso. Todos sabemos que esos “combates reales” nunca ocurrirán.

Vamos exclusivamente al fundamento bolichero de las misiones de paz para Uruguay. Como el mantenimiento de estas fuerzas armadas absurdas es insostenible, se ha buscado vender sus servicios como forma de solventar sus gastos, como ocurre con cualquier boliche deficitario. Esa es la carne del asunto, lo demás es publicidad.





El canciller Rodolfo Nin Novoa ha hablado del negocio para Uruguay que son las misiones de paz, porque pagamos a la ONU 10 millones y pico de dólares por año (por distintos aportes) y en cambio la ONU "nos paga" 55 millones por nuestra participación en las misiones. La entrevista (3) tuvo algo de resonancia porque Nin confundió a Johnny Jean, jóven haitiano violado por militares uruguayos, con Johnny Sosa, personaje de una novela de Mario Delgado Aparaín.

Dijo además sobre ese caso que “Uruguay tiene un protocolo para investigar y sancionar si es el caso a soldados que puedan incurrir en algún desvío de esa naturaleza... [que] ha sido incorporado por el secretario general de Naciones Unidas...” .

Esto nos desvía un poco del tema de las cuentas del boliche, que es de lo que queremos hablar. Aunque es difícil de ignorar, el tema ya ha sido tratado extensamente en las contribuciones de la “Coordinadora por el retiro de tropas de Haití”. Un informe completo sobre los hechos, contestando todos esos argumentos, puede bajarse del sitio de la Institución Nacional de DDHH (4). Solamente agregaremos un comentario a esto que dice Nin.

Si se quiere contribuir a la solución de un problema, no vengan con lo que se hace tratando de arreglar el AGRAVAMIENTO del problema que se provocó. ¿Es mérito el esfuerzo en apagar el incendio que, además, hicieron? ¿No sería mejor provocar incendios? Mejor no enviar violadores que inventar protocolos para “investigar y sancionar” los actos de esos violadores.

Ya conocemos el argumento ante esto. “...la exigencia de comportamiento que se hace sobre la Minustah es casi monacal... Es muy duro estar aquí seis meses o un año, para los hombres sobre todo pero también para las mujeres, que en la tarde tienen que salir a correr para gastar las energías”. (4)

¡Pobres muchachos, pobres muchachas! ¿Nadie les enseñó el otro método, por qué no lo incluyen en los cursos? En todo caso, no provocar situaciones que pueden degenerar en estos hechos abominables, no enviar a la institución más proclive a esas conductas.

Pero Nin tiene razón en que la forma en que Uruguay trata estos casos responde a los estándares de Naciones Unidas, la misma “celeridad y transparencia” como lo demostró el caso reciente de violaciones por tropas de la ONU en República Centroafricana. Celeridad en tratar de ocultar todo, transparencia en su objetivo real.

Vayamos entonces a las cuentas del boliche, que nos muestra Nin. En primer lugar, para nada dudamos de su condición de buen hombre de negocios, debe serlo si pudo multiplicar por veinticinco su patrimonio en sus cinco años de vicepresidente.

Nin estima en 55 millones anuales la contribución de la ONU a solventar las misiones uruguayas (Parte de un presupuesto de “Defensa” de 550 millones y hace una cuenta que no es muy difícil, 10%). Queda corto, toma solamente las retribuciones al personal y olvida el aporte para mantenimiento y pertrechos de armas y equipos en escena, que es solo eso porque es Uruguay el que debe comprar esos chiches.

El aporte de ONU, según el estudio de Julián, equivale a un 15% del presupuesto del Ministerio de Defensa (un 15% que se agrega desde afuera a ese presupuesto), que se desglosa en 10% en retribuciones y 5% en ese mantenimiento y pertrechos. La misma relación (2 a 1) es aproximadamente la que hay en el Ministerio de Defensa entre sueldos y todo lo otro. Y en escena y según Julián, Uruguay y ONU empardan en cifras, en ambos rubros. Redondeemos en 500 millones de dólares anuales para el presupuesto en Defensa, simplificando para no enloquecer al lector. Son 2500 millones en el quinquenio. A esto hay que agregar un proyecto ya comprometido de compras de armamentos y equipos por 500 millones más. Eso por ahora no lo veremos porque es futuro. Empecemos en lo que es realidad actual.

Por lo tanto, ONU paga 50 millones anuales en viáticos al personal en operaciones, y otros 25 millones en mantenimiento y pertrechos en escena, un total de 75 millones de dólares anuales.

Uruguay iguala esas cifras en escena, 50 millones en sueldos y sobresueldos (que se pagan a los que van en misión), 25 en compra de armas, municiones y equipos. Los conceptos son distintos pero las cifras resultas similares al final. Estos chiches salen caros pero también es caro mantenerlos porque la guerra es estresante también para los fierros. Al final queda una chatarra inútil que saldría más caro traerla al país que lo que vale. Esos 25 millones que pone Uruguay en fierros, balas, etc, es guita perdida.

Pero Uruguay debe pagar también la retaguardia de esas fuerzas en escena, un contingente en preparación para relevar a los que fueron, y bancar la recuperación, atención médica y psicológica, y licencias de los que han vuelto. Eso triplica la gente, aunque los que están acá no tienen ese 50% extra, todavía no o ya no, según el caso. Pero los gastos que generan tanto en preparación (incluyendo esos cursos sobre el respeto a los Derechos Humanos) como en recuperación (incluyendo investigaciones, juicios y cana en algún caso), son grandes.

De modo que en relación a las retribuciones del personal en misión (50 millones que paga Uruguay) tenemos, tomando los sueldos pelados pero del doble de gente, y la parte correspondiente de fierros, infrestructura etc, todo eso, suma 100 millones.

Uruguay gasta 175 millones de dólares anuales en las misiones (75 en la escena, 100 en retaguardia), la ONU "ayuda" con 75. El costo anual total es de 250 millones. Equivale a LA MITAD del presupuesto de “Defensa”. ¿Y como se distribuye? 70-30, Uruguay paga el 70%, la ONU pone 30.

Más simple, unos 20 millones por mes. Uruguay paga 14, la ONU 6.

Muy cierto es, Uruguay no paga él solo ese equivalente a la mitad del presupuesto de “Defensa”, destina a pagar las misiones un 35% de ese presupuesto, lo pagamos nosotros.

Estas son las cifras reales del boliche. Nin acomoda las cuentas para que le cierren, porque la otra opción es cerrar el boliche.

Hay que agregar algunas cosas.

Como se ha dicho, el gobierno ya se ha comprometido (a espaldas del parlamento, después votarán por “disciplina partidaria”) a una partida extra-presupuestal de 500 millones para compra de armas y chiches varios. Es asombroso el lenguaje de Fernández Huidobro al decir que se pagará en “varios gobiernos”. SE PAGARÁ, ese es el tema. Si es en gobiernos futuros peor aun, porque el que toma la decisión es ESTE gobierno, hipoteca el futuro, le deja la cuenta para que paguen los que van a venir. Vaya viveza.

Es un incremento presupuestal de un 20%, que pagaremos todos. Un incremento que es simultáneo al recorte presupuestal general que tanto problema crea, y que se contrabandea por el costado. Pero veamos la cifra más de cerca. Ese 20% es en gastos en equipos militares y armas, un rubro que es la tercera parte del presupuesto de “Defensa”. Entonces, 20 sobre 33 es un aumento del 60% en gastos en armamentos y equipos militares.

Obviamente, ni siquiera allí queda la cosa. A nadie se le ocurre comprar armas y equipos que no se van a usar. Para usarlos habrá gente. No será porque el personal de “Defensa” aumente, sino porque su distribución interna se distorsionará más todavía. Hoy, por el mecanismo rotativo, hay un 30% de ese personal afectado a las misiones. PASARÁ A SER EL 50%.

Y hay que decir algo más. Que no es algo más, es la clave de todo.

Todo ese costo implica un beneficio para alguien. ¿Para quién? Naciones Unidas es socio minoritario en los costos, paga un 30. Pero se queda con TODO el beneficio, el 100%. No es que la ONU ayude a Uruguay con un 30% de “nuestros” gastos, porque es la ONU quien usa el producto, URGUAY FINANCIA A LA ONU.

Voy a pintar a la casa del vecino, y él también pinta. "Generosamente" pone la mitad de la pintura para pintar SU casa. La otra la pongo yo. Y me dicen que eso que pone el vecino es su "ayuda" para mí. ¿Acaso soy tarado?

Pero no, el argumento para decir que ese no es su beneficio, es que no es "su" casa. ¡Cierto! Es la casa de otro flaco en la que él se metió de prepo y me llevó a mí. A la hora de la verdad, resulta que no me llevaron para pintar sino para robar gallinas. De cada 10 gallinas que logro con mi "afanoso esfuerzo", al generosidad del jefe de la gavilla me permite treer 3 a casa. Es la "ayuda" que recibo.

¿Es todo esto la forma de contribuir a la paz mundial? Lo veremos en otra oportunidad. Nos quedan otros temas por tratar.

La discusión presupuestal ha puesto nuevamente en primer plano la utilidad o no de las fuerzas militares para Uruguay. Ya nadie gasta saliva pretendiendo que estas fuerzas sirvan para “defensa nacional” que es título que tienen, y el cometido constitucional. De modo que la saliva se viene usando en otras cosas, como ser “vigilancia” (mar territorial, espacio aéreo). Este sofisma merece un capítulo aparte, ya lo veremos. Pedir más mar a vigilar para justificar el aumento en gastos de vigilancia, o vigilar la riqueza ictícola al mismo tiempo que se funde la industria pesquera, y similares; queda para otra oportunidad.

Habría que hacer también un pequeño comentario sobre las “otras cosas” que harían las fuerzas armadas según se alega, llevar comida a los evacuados de las inundaciones, juntar basura si los que deberían juntarla no lo hacen, estar en perímetros carcelarios para bajar a balazos a los que se fuguen, y demás. No entraremos ahora en esos disparates, luego los veremos. Solo una cosa. Si son tan importantes esas “otras funciones” de las fuerzas de defensa que no sirven para defensa, tengamos presente que los que no estén en el país (o están para irse o recién volvieron) no podrán cumplir con esas funciones tan útiles. El 50% no podrá hacerlo.

Nos queda un último tema, la famosa “casita” que se pueden comprar los pobres soldados que salen en misión.

Si el Estado uruguayo quiere tener una función de asistencia social a la pobreza, mayor a la poca que tiene, me parece bien. Si se quiere que la gente así asistida responda con una contraprestación, cosa que se ha discutido mucho, discutamos también si es la mejor contraprestación esa que no queda en el país, la que hace daño a otros y también a nosotros. El argumento es que las misiones dejan unas casitas. Habría que ver si hay una forma más digna de llegar a esas casitas, pero ahora nos concentraremos en el costo y beneficio, en cifras.

Lo que sí es interesante es el argumento de considerar a las fuerzas armadas como paliativo del desempleo. Los mismos que hablan pestes del exceso de empleos públicos, hablan como algo imprescindible del exceso de empleo militar, reconociendo así que son empleos parasitarios. Y, de paso, que no hay políticas productivas de creación de empleo.

Pero vayamos a los números, que es el tema de esta nota.

Dos tercios de la tropa han pasado por las misiones. En el caso de la oficialidad es un porcentaje bastante mayor, un 75%. Ya eso marca un sesgo indiscutible. Ese 15% más indica que este dispositivo es más importante para la oficialidad y los mandos, por su motivación, por su impacto estructural, y también por los beneficios personales que resultan. Pero de esto no se habla, el tema son las casitas para la tropa, de modo que centrémonos en eso, aunque la alternativa resulte obvia: podrían atenderse más las necesidades de la tropa ahorrando en los privilegios de los oficiales.

En este punto no hay estudios, tendremos que hacer las cosas a ojo.

De los 26 mil funcionarios del Ministerio, 20 mil son tropa militar, y de eso 2/3, son 14 mil. Tomemos el período significativo de participación uruguaya en misiones de la ONU, unos 20 años. Para que un soldado pueda costearse una casita necesitará 3 o 4 misiones como mínimo, le llevará unos años y no todos llegarán a ese grado. Una estimación muy generosa diría que habrían llegado a esa meta tal vez la mitad, 7000 casitas en 20 años. Eso es lo que le queda en definitiva a Uruguay de las misiones.

Es una estimación grosera pero más que generosa, una casita por día. De ser así, sin duda habría un periodista con una cámara mostrando la casita, si además fuese presentable. Pero estimemos eso. Estimemos además el valor de esa modesta casita en unos 20 mil dólares. Simplificamos las cifras, 7000 casitas en 20 años a 20 mil dólares c/u, son 7 millones por año.

​TODO ESTE ROLLO viene porque la ONU nos ayuda con el 30% de este torpe plan asistencial, 2 millones por año. De 350 casitas, nosotros pagamos 250. La ONU pagó 100. (Estamos redondeando 70 y 30% sobre 350, que sería 245 y 105). Es todo lo que nos dejó, y se llevó el 35% de los recursos de “defensa” del país; ahora pasaría a llevarse el 50%. Y el gran negocio para el país, es que en vez de 100 casitas, al cabo de unos diez años serían 140. ​



Esas son las cuentas del boliche. El problema es que cuando uno tiene un boliche hay que hacerlo rendir, o cerrarlo. Este boliche tiene hoy graves problemas, produce un servicio de “guardias pretorianas”. La forma de hacerlo rendir y que las cuentas cierren es aumentar su productividad. Para eso hay que invertir, ese es el plan. Invertir y renovar el boliche tratando de evitar que cierre.

Pero con eso no hacemos nada, se necesita conseguir clientes, porque sin eso no habrá mayor productividad de valga. A eso fueron a Nueva York, clientes para guardias pretorianas.

Dictaduras, por supuesto. Guardias pretorianas de dictaduras. Los gobiernos democráticos , generalmente, no compran esos servicios.





1)http://www.elobservador.com.uy/el-viaje-vazquez-eeuu-expectativas-altas-bajos-resultados-n682926

2) La contribución de Uruguay para operaciones de paz de Naciones Unidas: acerca de las motivaciones y la interpretación de su record. http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?pid=S1688-499X2014000100002&script=sci_arttext

3) http://www.teledoce.com/telemundo/nacionales/nin-novoa-afirmo-que-uruguay-esta-tomando-protagonismo-en-el-panorama-diplomatico/

4)http://inddhh.gub.uy/wp-content/uploads/2013/09/Coordinadora-por-retiro-de-las-tropas.pdf

5) http://historico.elpais.com.uy/13/01/12/pnacio_687903.asp

EL COLAPSO MORAL

LA VIDRIERA IRRESPETUOSA
EL COLAPSO MORAL


Gráfico del compañero Saracho, Gabriel Carbajales

por Hugo Bruschi en el Año contra la Impunidad
 
Hay situaciones en la vida de los seres humanos, en donde la desesperación y la pérdida de valores se dan la mano. Pareciera que ciertas circunstancias justificarían algunos comportamientos, que de otro modo serían reprobables. Y en tal sentido reaccionamos como si tuviéramos derecho a hacerlo, como si tuviéramos la razón de nuestra parte y por tanto todo es válido.
En estos últimos tiempos, venimos notando un clima hostíl hacia los maestros que ha alcanzado proporciones alarmantes, pues lejos de considerarlo alguna reacción aislada, alguna discusión salida de tono, alguna discrepancia con los métodos de enseñanza, etc. se ha convertido casi en una modalidad: LA AGRESIÓN FÍSICA.
La Vidriera se ha ocupado en otras oportunidades de este tema e incluso hemos advertido, que estas conductas agresivas lejos de amortiguarse, van en ascenso. Todos los días se registran hechos de esta naturaleza, algunos denunciados y otros nó. Maestros que prefieren esconder los rastros de la agresión, inventando cualquier cosa para no tener que denunciar al padre o madre del alumno. Otros tal vez intimidados se refugian en su verguenza y también los hay, quienes deciden abandonar la enseñanza y dedicarse a otras actividades menos riesgosas.
También La Vidriera analizó las causas hace algún tiempo atrás y entre ellas está la prédica oficial, las acusaciones de Mujica y su mujer. Pero no son las únicas, aunque si repudiables procediendo de gente llamada de "izquierda", sí irresponsable tratándose de gobernantes intentando enfrentar a la población con los maestros. Cuando una Sociedad ha llegado a admitir estos hechos y estas prédicas como normales, podemos afirmar que estamos ante el colapso moral de la misma. Colapso que no es de izquierda ni de derecha, sino un tumor que se carcome a la Sociedad sin que ella lo perciba. Y que cuando quiera reaccionar será tarde.
Como si no fuera suficiente contar con policías que apalean estudiantes y obreros, que también reclaman para que sus hijos tengan una enseñanza digna y no sólo para quienes puedan pagarla; como si fuera poco contar con fuerzas represivas, soldados que en un pasado no muy lejano torturaban y mataban luchadores sociales,que también luchaban por ellos, para que no tuvieran que matar hermanos defendiendo las riquezas de banqueros e industriales, hoy tenemos también un nuevo flagelo que amenaza con extenderse como una forma de descargar una violencia mal entendida, alimentando el odio entre los pobres: PADRES CASTIGANDO MAESTROS.
Días pasados le tocó a una maestra de Durazno, cacheteada y amenazada de muerte. Es indudable pues, que algo anda mal en la Sociedad, cuando hemos llegado a estos extremos. En que situación desesperada se encuentran esas familias, que ven en los maestros sus enemigos a castigar? No faltarán seguro está, quienes nos digan: "Pará la mano loco, no todos somos iguales, ni todos castigamos a los maestros". Bueno, nos alegramos que así sea...pero no son esas minorías agresivas quienes nos preocupan, sino esas mayorias pasivas y complacientes que miran indiferentes y no intervienen. No nos preocupan tanto los violentos, sino los que le festejan a algunos gobernantes sus insultos y sus ataques a los maestros, sin decirle a esos señores porqué no la emprenden contra los dueños del Uruguay, a los que ellos sirven con los pantalones caidos, alegres de seguir comiendo las sobras que caen de la mesa bien servida. De esa mesa donde están los recursos que le faltan a la enseñanza, a la salud y tal vez también, a esas familias que en su ignorancia identifican a los maestros como sus enemigos a combatir.
Para poder dominar a una Sociedad, primero es menester quebrarla moralmente. Que es sino el grito desesperado de miles de jóvenes pidiendo droga? No tendría que llamarnos la atención, esas juventudes que intentan refugiarse en un adormecedor, para no tener que enfrentar su triste realidad, su miserable existencia, de víctima inconsciente de un sistema que necesita idiotas para funcionar mejor?
Creemos que ha llegado el momento de juntar voluntades que se indignen, que le hagan saber a los dueños del negocio que este no es el Uruguay que queremos para nuestros hijos y nietos. Que cuando se castiga a un maestro o cuando los niños pobres sueñan con llegar a narcotraficantes, estamos tocando el fondo y ha llegado el momento de decir BASTA!!! Nuestro destino como país, dependerá de lo que hagamos hoy o nó, en el presente y en el futuro.

Revelan escalofriantes secretos del expresidente de EE.UU. Richard Nixon

Revelan escalofriantes secretos del expresidente de EE.UU. Richard Nixon


El expresidente estadounidense Richard Nixon era un hombre "vengativo, torpe e inseguro" que "mintió" en 1972 sobre el impacto real de los bombardeos en Vietnam, en plena campaña para su reelección, son algunos de los detalles secretos revelados en el nuevo libro sobre uno de los mayores escándalos políticos en la historia de EE.UU. conocido como 'Watergate'.
Alexander Butterfield, uno de los principales asesores de Richard Nixon, es el nuevo protagonista del libro 'El último de los hombres del presidente' ('The Last of the President'sMen') escrito por Bob Woodward, uno de los reporteros de 'The Washington Post' que en los años 1970 destapó el escándalo del Watergate y que se saldó con la dimisión de Nixon, informa el diario 'The Independent'.
Butterfield tiene tantos recuerdos y decenas de cajas de documentos confidenciales de los cuatro años que pasó en la Casa Blanca, parte de los cuales ha decidido compartirlos con el público. Aunque de forma fragmentada, exponen a Nixon en todo su esplendor: "solitario, vengativo y engañoso, torpe e inseguro hasta el punto de la paranoia", pero al mismo tiempo, como una persona con capacidad de "estrategias perversas" y "obsesivamente secreta".
Entre los pasajes libro, el exasesor presidencial también revela que se quedó horrorizado por la forma en cómo el entonces mandatario estadounidense trataba a su esposa, Pat Nixon. En ocasiones, segúnWoodward, Butterfield era el "principal intermediario" de la pareja presidencial.
"Nixon solía ignorar a Pat, incluso cuando ella hablaba con él, se sumergía en otras actividades. En la 'Casa Blanca de Invierno' en Florida, vivían en viviendas separadas. Pat era una mujer maltratada al límite", recoge el diario fragmentos del libro. Y no es que el trigésimo séptimo presidente de EE.UU. haya sido un mujeriego, pero Butterfield narra "un insoportable viaje en helicóptero" cuando Nixon invitó a una secretaria en mini falda a sentarse junto a él. La secretaria se sentó entre el asesor presidencial y el mandatario, y este empezó a acariciarle las piernas mientras hablaba con la comitiva que viajaba en la aeronave.
"El pobre hombre, miserable", recuerda Butterfield. "Sí, él era el presidente de EE.UU., pero en ese momento yo solo pensaba que era una lástima de hombre que vive en la soledad", agregó. Pero también se desvelan otros detalles no menos impactantes, como un documento secreto que data de enero de 1972, en el queNixon protesta ante su asesor en seguridad nacional Henry Kissinger porque los bombardeos estadounidenses sobre Vietnam no habían logrado "nada de nada".
Este hecho no habría tenido mucha relevancia a no ser que apenas un día antes de redactar esa nota, en una entrevista con medios locales, Nixon había dicho que "los resultados han sido muy, muy eficaces". Más tarde se intensificarían los bombardeos para mejorar sus perspectivas de reelección presidencial. "Un pequeño episodio, pero que resume a la perfección la doble moral cínica tanto de Nixon como de la trágica e inútil guerra" en Vietnam, apunta 'The Independent'.
La contribución de Butterfield es muy relevante en la actualidad, más que todo teniendo en cuenta que EE.UU. se prepara para elegir a un nuevo presidente. "Leer esto o cualquier otro libro sobre Nixon, hace que nos preguntemos: ¿cómo pudo un hombre así llegar al despacho oval?", finaliza el diario británico, instando a tener en cuenta el perfil de los candidatos a la carrera presidencial estadounidense del 2016, advirtiendo que podría haber otro 'Nixon'.

Jorge Zabalza: Contaminación de BOTNIA-UPM en Fray Bentos

Jorge Zabalza: Contaminación de BOTNIA-UPM en Fray Bentos




 EL COMITÉ CIENTÍFICO DE LA CARU (Comisión Administradora del Río Uruguay) INFORMÓ QUE LOS HABITANTES DE FRAY BENTOS (Uruguay) ESTÁN BEBIENDO LAS SUSTANCIAS CANCERÍGENAS QUE VIERTE LA PLANTA DE BOTNIA-UPM. UN ENGENDRO CRIMINAL ¿QUIENES MENTÍAN, LOS MILITANTES MEDIOAMBIENTALISTAS O LOS GOBERNANTES QUE SE ARRODILLAN DELANTE DE LAS CORPORACIONES TRANSNACIONALES?

VOLVER A LOS LIBROS VIEJOS

LA VIDRIERA IRRESPETUOSA
 
VOLVER A LOS LIBROS VIEJOS






por Hugo Bruschi en el Año contra la Impunidad

Si alguien me preguntara cual fue el libro que más me influenció, el que quedó para siempre "prendido como abrojo a la memoria", no podría responder con exactitud. Han sido tantos que resultaría imposible mencionar alguno, sin cometer una injusticia con el resto.
Yo soy un convencido que existe una relación inseparable entre la búsqueda y el producto, en este caso el libro; entre el entorno en que crecemos y las inquietudes que ese entorno enciende en nosotros. Hay un sin fin de motivos por los cuales el individuo se decide por determinada lectura, sin descontar claro está, que en esa búsqueda de literatura que importa, está la opinión de alguien que leyó el libro y ahora lo recomienda. LA VORAGINE, EL BARCO DE LOS MUERTOS, LA REBELION DE LOS COLGADOS, MIES ROJA, LOS SUBTERRÁNEOS DE LA LIBERTAD, etc, son sólo algunos de los títulos que jamás olvidaremos. Títulos que seguramente ya no encontraremos en librerías.
Desde ese punto de vista, me siento un privilegiado. Pero alcanza con ello para formarse una opinión del mundo que nos tocó vivir y que aún vivimos? No lo sé a cabalidad....pero puedo afirmar que aquellos relatos a pesar de responder muchas veces a otros escenarios en el que crecimos, tenían algo en común: todos de algún modo denunciaban la injusticia y esa permanece intacta y cada día se agrava más. Por ello y sin dejar de lado la calidad del relato, aquellos libros quedaron en la memoria. Casi nos parece que los estamos leyendo de nuevo.Cuando un escritor logra que quien lee se sienta protagonista, podemos afirmar que estamos ante un clásico aunque la Academia no lo haya premiado. JORGE AMADO, BRUNO TRAVEN, JOSE EUSTASIO RIVERA, NIKO KATZANSAKIS, son algunos de esos autores que los nostálgicos jamás olvidaremos. 
Por supuesto que en aquellos tiempos en que fuimos consolidando nuestras inquietudes, también estuvieron quienes leían a Tarzán o al Pato Donald con sus sobrinos y el Tío Rico. Por eso siempre me resisto a aceptar aquellos de que los viejos saben más y hay que oirlos. Sólo de pensar que alguno de aquellos hoy pueda aconsejar a un joven, me aterrorizo. Pero también estuvimos los que leimos al ISMAEL de Acevedo Diaz y así nos fue. Allí aprendimos que la búsqueda de la Patria nunca fue fácil.....pero quedamos prendidos de aquella escritura y más tarde no pudimos evitar aquellos destinos. También se hizo necesario saber como funcionaban los mecanismos del engaño y para ello nada mejor que consultar a los que saben: VANCE PACKARD nos hizo entender la cosa en su libro LAS FORMAS OCULTAS DE LA PROPAGANDA. Allí aprendimos como la gente se inclina por un presidente, del mismo modo que por un cepillo de dientes con dentrífico incluido. O como un Pueblo incapaz de jugarse su destino, apostó por alguien que antes lo hizo, sin sospechar que se trataba de un aventurero en busca de logros personales. De un impostor que posando de pobre, trabaja para los ricos. 
En esos libros aprendimos eso y mucho más. Nada nos tomó por sorpresa, pero no pudimos evitarlo por lo que también asumo la cuota de responsabilidad que me corresponde. No por ello dejaremos de leer, evitando claro está algunas biografías tan de moda ultimamente. Por una cuestión de higiene mental....Hay ciertas biografías que tendrían que ser de lectura prohibida, pero nosotros por principios estamos contra la censura. Sólo nos limitaremos a aconsejar a nuestros Amigos - tal cual nos aconsejaron antes a nosotros - a tomar distancia de tanta porquería.

ADIVINA, ADIVINADOR, QUIEN SERÁ EL GANADOR?

 LA VIDRIERA IRRESPETUOSA
ADIVINA, ADIVINADOR, QUIEN SERÁ EL GANADOR?




por Hugo Bruschi en el Año contra la Impunidad
 
Las últimas noticias en materia de archivos que piden salir a la superficie, viene despertando curiosidad en la población ansiosa de saber quien se hará acreedor al "EL ORTIBA DE ORO". Se trata de un merecido galardón que la imaginación popular piensa otorgar a quien reuna los méritos suficientes, entre tantos postulantes al cetro. Y en esos archivos están esos antecedentes. De ahí la expectativa.
La tarea no será sencilla, se habla de 60 cajas debidamente guardadas por un ciudadano recientemente fallecido, que nos privó durante muchos años de conocer el nombre o los nombres, de quienes trabajando desde el anonimato, hicieron méritos más que suficientes para hacerse del galardón. La justicia tarda pero llega, suelen decir por ahí....y si así fuera, al final conoceremos el nombre de los aspirantes. Sólo deberemos confiar, en que quienes tengan la delicada tarea de desenpolvar los datos, lo proporcionen. De lo contrario todo quedará librado al campo de las especulaciones y rumores no siempre cercanos a la realidad. Pero sean cuales fueran los resultados de esas lecturas, el Pueblo ya tiene su candidato y es bueno que lo vayan sabiendo. El Pueblo tiene olfato, oido y vé más allá de los archivos. Y más acá también, dado que si en esos archivos se encuentra el pasado del candidato, el Pueblo analiza el presente que no es menos importante. El ganador tendrá que ser un ortiba de antes y después. Qué valor podría tener una ortibeada de hace 40 años, si no es consecuente? Qué le podría importar a los jóvenes un ortiba jubilado?
Hubo un tiempo en este país, en donde el ortiba no estaba bien visto y su tarea era condenada. Por suerte esos tiempos han quedado atrás, como recuerdo de una época donde reinaba la intolerancia. Hoy día esa función está incorporada a la actividad pública y remunerada como corresponde. Qué sería de la tarea policial sin el ortiba correspondiente?
Por todas estas reflexiones, recomendamos al jurado tener en cuenta pasado y presente. A buen ortibador pocas palabras bastan.........Como quiera que sea y al margen del resultado, el Pueblo coronará a su ortibador como corresponde. Si Ud. conoce a un ortiba por insignificante que parezca, no dude en enviar su foja de servicio al jurado, todavía está a tiempo. Por aquello de que "nunca es tarde cuando la ortibeada es buena". 
Vivimos en democracia y entre sus virtudes tenemos aquella de que todos tenemos las mismas oportunidades y garantías, y que además todos seremos iguales ante la ley. Por ello será de capital importancia, que los aspirantes puedan competir en igualdad de condiciones y de este modo "EL ORTIBA DE ORO" estará en buenas manos.....