"Mi padre, el torturador y asesino": la historia del hijo de un represor

"Mi padre, el torturador y asesino": la historia del hijo de un represor


Cuando tenía 15 años, Luis Quijano fue obligado por su padre a presenciar la barbarie en La Perla. De grande, Luis lo denunció y declaró en la megacausa. La historia del poder que un padre ejerce sobre un hijo.

Por Alejo Gómez

Luis Alberto Quijano vivió lo que no eligió. Desde la carga de tener el mismo nombre que su padre, hasta su obligada presencia, cuando tenía 15 años, en operativos militares y en el campo de concentración La Perla, donde vio a secuestrados. Un secreto familiar que no se atrevió a contar por 34 años.
“En el contexto de esa época yo creía que estaba bien. Me sentía un agente secreto. Pero a los 15 años, un hijo no puede darse cuenta de que es manipulado por su padre. Yo no estaba preparado todavía para darme cuenta de que mi padre era un ladrón, un torturador y un asesino”.
Luis no tenía opción: su padre era el comandante de Gendarmería Luis Alberto Quijano, segundo mando en el Destacamento de Inteligencia, sitio del que se desprendían las órdenes sobre lo que ocurría en La Perla.
Esta no es la historia del represor Luis Quijano, imputado en la megacausa La Perla por 158 secuestros, más de 100 homicidios calificados y la sustracción de un menor de 10 años.
Es la historia de Luis Quijano hijo: el hombre que con los años comprendió la magnitud del terror que había vivido de chico y denunció a su propio padre en la Justicia Federal.
Algo inédito en el país: un hijo que denuncia a su padre represor por los delitos que presenció. Luis incluso fue más allá, y en julio de 2015 testimonió en el juicio que tiene sentados a los principales imputados por delitos de lesa humanidad en Córdoba, y que este jueves llega a su fin.
Es la historia que refleja el inmenso poder que un padre ejerce sobre un hijo; y de cómo ese hijo puede elegir una historia de redención.
Del Gym al Destacamento. Mi padre me empezó a llevar al Destacamentoporque en esa época yo iba al gimnasio provincial y me hice amigo de un chico que hacía artes marciales. Le decían “Kent”. Le conté a mi padre y a los pocos días me mostró una foto carné en blanco y negro para que reconociera a mi amigo.
Me dijo “sos un pelotudo, ¡te hiciste amigo de un tipo del ERP! Mirá si después te ‘chupan’ a vos y me tengo que entregar para salvarte”. Así que me prohibió volver al gimnasio y a los pocos días empezó a llevarme al Destacamento a trabajar. Me había dicho que yo iba a ser un agente secreto. Yo tenía 15 años y dentro del contexto creía que era correcto, porque era lo que me habían enseñado.
En el Destacamento me hacían destruir cualquier cantidad de documentación de los secuestrados. De todo: títulos universitarios, apuntes, literatura, certificados, propaganda, libros.
De “visita” en La Perla (I). Mi padre me trajo cuatro veces a La Perla, todas en el ‘76. La primera y la cuarta me dejó esperando en el auto en el ingreso.
La segunda vez me hizo bajar y me llevó a un galpón donde había autos, muebles, televisores, heladeras, lo que se te ocurra. Todo robado. Me dio un paquete envuelto en una frazada y me dijo que lo llevara a su Taunus, y cuando lo abrí vi que era un bulto gigante de plata.
Ese día fui hasta la otra parte del galpón donde depositaban las cosas robadas y me puse a charlar con un gendarme que hacía guardia. En un momento me señaló una pieza que estaba abierta y me dijo “ahí es donde les dan ‘matraca’ a los secuestrados”.
Entonces me asomé rápido y vi una cama donde torturaban a la gente. Era una cama de tropa con elástico de metal. Luego supe que al metal le enganchaban un cable pelado que era el negativo, y tocaban el cuerpo maniatado con otro cable que era el positivo. Esposaban a la persona, la mojaban y le “metían” con 220 directo (220 voltios) en los genitales.
Había un olor tan espantoso ahí adentro… Un olor como a pañal cagado. Años después, cuando mi padre estaba detenido con prisión domiciliaria, de su habitación emanaba el mismo mal olor. Y yo lo relacioné, y me dio la impresión de que es el olor que emana un cuerpo cuando está angustiado. Nunca más pude olvidarme de ese olor. Y yo me pregunto, ¿cómo es posible que un ser humano le haga tanto daño a otro?
De “visita” en La Perla (II). La tercera vez que me trajeron, mi padre me llevó al ingreso a La Cuadra (sector donde estaban los secuestrados, maniatados y vendados). Él se quedó hablando con el “Chubi” López (José López, un civil juzgado en la megacausa) y yo aproveché y miré al interior de La Cuadra.
Al fondo vi una hilera de colchones con gente desnuda boca abajo, todos atados de pies y manos. Más adelante, cerca del ingreso, había otras personas sentadas en cuclillas en silencio, sobre los colchones. Mi padre me vio que estaba mirando a los secuestrados y me dijo “¿qué mirás, pelotudo?”. Y le respondí “y bueno, ¿entonces para qué me traés?”.Yo tenía total conocimiento de que a esa gente la mataban. Es decir, los tiraban en un pozo y una comitiva de militares les metía balas y los enterraba. Lo sé porque mi padre hablaba de eso en mi casa.
Al lado de La Cuadra había unas salas que llamaban “oficinas”. Sé que “Palito” Romero le dio acá una paliza muy grande a alguien y lo mató (aclaración: el civil Jorge Romero, juzgado en la megacausa, asesinó a golpes según sobrevivientes al estudiante Raúl Mateo Molina).
El botín de guerra que no era. Mi padre traía a la casa todo tipo de objetos robados. Pero yo, a esa edad, no podía darme cuenta de lo que significaba: para mí era un botín de guerra, como decían ellos. Pero luego, cuando yo fui militar (pertenecí a Gendarmería), supe que botín de guerra podía ser una bayoneta o un emblema que le quitaste al enemigo con el que combatiste. Pero si entrás en su casa y le robás la heladera, el tocadiscos, la ropa, los cuadros, la plata… eso no es botín de guerra, es vandalismo. Eso es un robo.
Siempre me pregunté cómo mi padre, que era un oficial jefe de una fuerza de seguridad, podía participar de un vandalismo. No lo entiendo. Porque yo también fui oficial de Gendarmería, y nunca se me hubiera ocurrido entrar en una casa y robarme todo.
No entiendo cómo se desvirtuaba mi padre en ese momento. Una vez me dijo que yo era un delincuente, y yo le repliqué “¿y vos, que robabas coches en la calle? ¿No sos un delincuente?” Le agarró un espasmo de locura, me golpeó y me gritó “¡el día que te cruces de vereda, ese día te voy a buscar y te voy a matar yo. No hará falta que te mate otro!”. Ese era mi padre. No puedo tener buenos recuerdos de él.
Cuando declaré en el juicio, mostré una foto de aquella época en la que tengo puesto un saco y una polera de lana que mi padre trajo de La Perla. Nosotros no éramos pobres, pero trajo la ropa igual porque la idea de mi padre era robar. En ese momento la defensora de los imputados me acusó de ser copartícipe de esos delitos, y yo le dije que no hay problema, que me acuse de lo que quiera, si de todos modos yo ya estaba en Tribunales declarando.
Los desaparecidos. Ya de grande fui sintiendo rechazo. Sucedió que tuve hijos, y cuando uno tiene hijos se da cuenta de lo que vale una vida. Evolucionás y comprendés que no está bien matar. Incluso llego al extremo de decir ‘bueno, suponé que fusilabas durante la dictadura”, pero ¿por qué desaparecías los cadáveres? ¿Por qué robabas niños?
Mi padre estuvo a punto de traer a mi casa a una niña a la que le habían matado la madre. Era como una mascota: podía ser un perro, pero era una niña. Repito la idea: los torturaban, ¿pero por qué los mataron? Podrían haberlos metido en la cárcel. Supongamos que decidieron matarlos, pero ¿por qué desaparecieron los cuerpos? ¿Acaso esas personas no tenían familias para devolverles los restos? Desaparecer el cuerpo es el último acto infame que podés hacer con un ser humano.
Mi padre me contó que cuando volvió la democracia contrataron unas máquinas que removieron los restos y los molieron y tiraron no sé dónde. “Nunca van a encontrar nada”, me dijo mi padre. Pero indudablemente siempre queda algo.
La denuncia. Aclaro que yo no tengo nada en contra de las Fuerzas Armadas. De hecho, fui gendarme. Yo lo que hice fue decir la verdad acerca de lo que sé sobre 20 delincuentes, entre ellos mi padre.
La denuncia contra mi padre se gestó en una ocasión en que hablando con él, cuando tenía prisión domiciliaria, le recriminé que me haya hecho vivir semejantes cosas. Y en un momento él me dijo “yo no sé, yo no maté a nadie”.
Me dio una repulsión por dentro, porque me pregunté en qué quedó ese patrioterismo y todo ese “sentir occidental y cristiano” que ellos decían defender. Entonces le grité “¿cómo me vas a decir eso a mí? ¡Si yo te he visto matar gente! Cometiste delitos muy graves y me hiciste participar en esos delitos siendo yo un niño”. Y él me dijo “bueno, andá a denunciarme”.
Y eso hice: en 2010 presenté la primera denuncia, porque me di cuenta de que en realidad era un delincuente.
Nadie me puede decir que soy parcial; declaré contra mi propio padre.
(Aclaración: el represor Quijano falleció en mayo de 2015).














Condenan a 38 militares en Argentina tras un juicio histórico

Condenan a 38 militares en Argentina tras un juicio histórico


The New York Times


Un juicio histórico relacionado con los derechos humanos terminó el jueves con la condena de 38 exoficiales del ejército por su participación en el secuestro, la tortura y el asesinato de varios cientos de víctimas durante la dictadura militar en las décadas de los 70 y 80.

28 de los acusados, entre los que había un general, fueron condenados a cadena perpetua y otros 10 recibieron sentencias de entre dos años y medio y 21 años. Cinco acusados fueron absueltos.
Miles de personas reunidas afuera del tribunal en Córdoba, la segunda ciudad más poblada de Argentina, celebraron el veredicto sosteniendo imágenes de las víctimas en sepia.
En el juicio se examinaron en conjunto las atrocidades cometidas en unos 20 casos de centros de detención y tortura en Córdoba. El más conocido de ellos es el de La Perla. Agrupar los casos fue un avance importante para la fiscalía y las organizaciones de derechos humanos que trabajan para que se haga justicia con los crímenes de la dictadura que se extendió de 1976 a 1983.
En países vecinos no ha sido posible llevar ante la justicia los crímenes de las dictaduras sudamericanas. Pero en Argentina, a lo largo de la última década, los progresos han sido emblemáticos, con un gran número de juicios en los que ya se ha condenado a más de 600 personas. El país ha sido capaz de llevar los procesos más allá de sus fronteras este año.
El veredicto del jueves era algo esperado porque el juicio fue uno de los más completos que se hayan celebrado. Implicaba 716 víctimas y testimonios de cientos de testigos. Duró casi cuatro años.
También fue un hito, según los fiscales, porque era la primera vez que también se juzgaron en Córdoba a escuadrones de la muerte por crímenes cometidos antes del golpe de estado que terminó con una junta militar en el poder en 1976. En otros lugares del país ya se habían juzgado crímenes cometidos antes de 1976.
Las organizaciones de derechos humanos han intentado que la justicia acelere los procesos, pero varios de los acusados han muerto durante el juicio. Uno de ellos se suicidó.
Uno de los casos juzgados fue el de Sonia Torres, de 86 años. Su nieto fue apropiado por los militares que secuestraron a su hija, que estaba embarazada y dio a luz en cautiverio. Después del juicio Torres dijo a los medios: “Acaba de pasar la mitad de lo que me propuse, ahora tengo que encontrar a mi nieto”.
Se calcula que el número de niños nacidos en cautiverio o secuestrados junto a sus padres que fueron criados por familias cercanas al ejército llega a 500. Una organización de derechos humanos, las Abuelas de Plaza de Mayo, ha ayudado a 120 de esos niños, ya adultos, a descubrir su verdadera identidad y los ha reunido con sus familias biológicas.
El exgeneral Luciano Benjamín Menéndez, de 89 años, quien ya cumple sentencias de cadena perpetua por violaciones de derechos humanos durante la dictadura, fue condenado por el caso de Torres y un muchos más. Otros acusados de alto perfil, como el excomandante paramilitar Héctor Pedro Vergez, de 73 años, o el teniente Ernesto Guillermo Barreiro, de 68, recibieron cadenas perpetuas.
Otro megajuicio como el que terminó el jueves en Córdoba está celebrándose en Buenos Aires con un número similar de víctimas y acusados.
Las organizaciones de derechos humanos calculan que 30.000 personas vinculadas con grupos e ideologías de izquierda fueron asesinados o desaparecidos —secuestrados y asesinados sin que su paradero haya sido revelado— durante la dictadura. Otros dicen que el número es menor.
Debido a algunos comentarios recientes por parte de altos funcionarios argentinos, muchos en Argentina creen que el nuevo gobierno del presidente Mauricio Macri no apoyará las causas judiciales contra los crímenes de la dictadura. Macri lo ha desmentido.





















China: "La defensa antimisiles de EE.UU. en Corea del Sur puede abrir la caja de Pandora"

China: "La defensa antimisiles de EE.UU. en Corea del Sur puede abrir la caja de Pandora"



Este paso socavará el equilibrio estratégico regional y la seguridad de China, y afectará a las relaciones de Pekín con EE.UU. y Corea de Sur, alerta el Ministerio de Defensa chino.

El portavoz del Ministerio de Defensa de China, Wu Qian, ha advertido este jueves de que la decisión de desplegar el sistema de defensa antimisiles estadounidense THAAD en Corea de Sur puede abrir la "caja de Pandora" en la región y afectar a las relaciones entre Washington y Pekín, así como entre Pekín y Seúl.
Según Wu Qian, el despliegue de THAAD socavará el equilibrio estratégico regional y también la seguridad estratégica de China.

"Consecuencias perniciosas más allá de la imaginación"

"La decisión de EE.UU. de desplegar el THAAD en Corea del Sur no es solo táctica sino también estratégica", ha afirmado el representante del Ministerio citado por la televisión china CCTV.
"La medida no solo romperá el equilibrio estratégico regional y socavará la seguridad estratégica de China, sino que también saboteará la confianza estratégica mutua entre China y EE.UU., China y Corea del Sur", ha agregado Wu Qian.
En su opinión, el despliegue de THAAD "puede abrir la caja de Pandora", y sus "consecuencias perniciosas" están "más allá de la imaginación".
Wu explicó que, aunque Washington ha asegurado en muchas ocasiones que el alcance del radar de THAAD solo es de unos centenares de kilómetros, el vicealmirante James D. Syring, director de la agencia de defensa de misiles de EE.UU. (MDA, por sus siglas en inglés), dijo durante una reciente visita a Corea del Sur que el THAAD es capaz de cambiar de modo en un tiempo muy corto, lo que significa que el alcance de su radar es de más de 1.000 kilómetros.

China dialoga con Corea del Sur para resolver el problema del THAAD

A su vez, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha informado este jueves de que ha discutido con Corea del Sur la decisión de Seúl de desplegar el sistema de defensa antimisiles de EE.UU. y ha reiterado su oposición al despliegue, según la agencia de noticias surcoreana Yonhap.
El ministro chino de Exteriores, Wang Yi, confirmó la postura durante una reunión bilateral con su homólogo surcoreano en Tokio el miércoles, declaró a la prensa el portavoz de la cancillería, Lu Kang.
  • El 8 de julio, Washington acordó con Seúl que EE.UU. desplegaría el sistema de misiles THAAD (Defensa Terminal de Área a Gran Altitud, por sus siglas en inglés) en Corea del Sur. Este escudo de defensa aérea avanzado deberá entrar en funcionamiento a finales de 2017 para reforzar el arsenal surcoreano como consecuencia de las crecientes amenazas nucleares por parte de Corea del Norte.
  • Los militares norcoreanos percibieron como un desafío el anuncio sobre el próximo despliegue del THAAD en el sur de la península coreana.
  • Moscú y Pekín coinciden en señalar que esta iniciativa supone un grave daño para la seguridad estratégica de los países vecinos de la región asiática, según aseguraron fuentes del Ministerio de Exteriores de Rusia.

¿Cómo funciona el escudo antimisiles de EE.UU.?

El Escudo Antimisiles de Washington es un sistema de defensa antimisiles diseñado para interceptar proyectiles enemigos antes de que alcancen su objetivo. La tecnología, que se desarrolla y utiliza en EE.UU., está diseñada para enfrentarse a misiles balísticos de todos los alcances: corto, medio, intermedio y largo. Dado que los misiles balísticos tienen distinto alcance, velocidad, tamaño y características de rendimiento, el sistema de defensa de misiles balísticos tiene una estructura de 'capas'. En la siguiente infografía se explica en detalle cómo funciona el sistema antimisiles estadounidense, cuyos distintos componentes están instalados en 19 países.













La sensación falsa de seguridad que difunden los medios sobre la marcha global

La sensación falsa de seguridad que difunden los medios sobre la marcha global

Por Rómulo Pardo Silva
Todos los grandes medios de los millonarios corporativos ordenan a sus periodistas entregar la información como parte de una realidad oscilante pero segura y controlable. Que todo ocurre dentro a una situación general que no debe alarmar.
Su negocio se basa en que la gente crea que el poder lo manejan quienes saben hacerlo. Y que es posible hacerlo.
Los impulsores de la socialdemocracia reformista que se autocalifican de izquierda siguen también esta línea de certeza. Hacen cálculos y agitan demandas basados en una economía productivista que les parece, conviene, sólida.
Lo objetivo es que la humanidad vive al borde de cambios incontrolables.
Que las personas que dirigen la política de los estados y la economía mundial no saben a qué situaciones llegarán.
Tasas de interés bajas, rendimientos negativos de la deuda pública y flexibilización cuantitativa forman parte del mayor experimento financiero de la historia, afirma el jefe del fondo de inversión RIT Capital Partners Jacob Rothschild. Sus consecuencias son aún desconocidas, advierte. “En los seis meses analizados, los bancos centrales han continuado con lo que sin duda es el mayor experimento de la política monetaria en la historia mundial”, escribe Rothschild en el informe financiero semestral de la empresa. A juicio del multimillonario, “estamos en aguas desconocidas”. [RT]
No es lo que se dice a diario.
Políticos neoliberales viejos y nuevos del sur creen en la globalización mundial… aunque en centros de poder la idea declina.
Theresa May, primera ministra británica que acaba de suceder a David Cameron luego de un referendo sobre la salida de Gran Bretaña de la Unión europea acaba de tomar una medida lógica y sin embargo casi revolucionaria en el marco de su país, presidiendo la primera reunión de la comisión interministerial sobre la “estrategia económica e industrial” se comprometió el pasado martes 2 de agosto a poner en marcha una verdadera política industrial.
 En Gran Bretaña, asolada por el “neoliberalismo” durante más de 35 años, equivale a realizar una pequeña revolución. El hecho de haber sido nominada como primera ministra conservadora, el partido de Margaret Thatcher, destaca aún más el sesgo revolucionario de la decisión de Theresa May. Este giro anuncia un cambio de paradigma. Los últimos estudios de organizaciones como el FMI desdibujan hoy la globalización y hacen, con respecto a veinte años, un balance más bien negativo. Se ha comprendido que el concepto de globalización del FMI y la OCDE no es la solución. [Jacques Sapir, Rebelión]
En Estados Unidos Donald Trump promete una economía nacional; Hillary Clinton dice que no apoyará el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, TPP. En Rusia Putin aboga por una capacidad económica propia.
Un cambio en la vía de la globalización liberal hacia el proteccionismo iría acompañado de crisis fuertes.
Lo militar es otro campo inestable que se oculta mañosamente.
Las últimas declaraciones del presidente Obama en materia de seguridad militar han sembrado la inquietud entre sus aliados. El Reino Unido, Corea del Sur, Francia y Japón estarían muy decepcionados si el presidente estadounidense Barack Obama abandonara la actual doctrina militar, según la cual EEUU se reserva el derecho de utilizar primero armas nucleares contra otra nación. Al menos así lo opina el columnista Josh Rogin, que cita a sus propias fuentes. La iniciativa de Obama fue anunciada a mediados de julio, al igual que su intención de presentar ante el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución que reafirme la prohibición de cualquier tipo de pruebas de armamento nuclear.
 Ahora, el periodista dice que esta iniciativa no encuentra apoyo entre sus aliados, ni siquiera en el propio EEUU. Tokio, en particular, cree que si Obama declara una política de ‘no uso preventivo’, se incrementaría el riesgo de que se desaten conflictos armados por parte de países como Corea del Norte, además de motivar a su líder, Kim Jong-un, a continuar con los intentos de hacerse con su propia bomba nuclear. [Sputnik].
El líder del Partido Laborista (PL), Jeremy Corbyn, pidió el fin de la OTAN y se negó a responder si libraría un guerra contra Rusia si esta atacase a uno de sus miembros. Durante unas declaraciones formuladas en un debate el jueves en Londres, capital del Reino Unido, Corbyn pidió el cese de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y, además, se negó a responder a la pregunta de si defendería a un aliado de la OTAN si este fuera atacado por Rusia, por lo que fue duramente criticado por varios funcionarios y altos mandos de la Defensa del Reino Unido. [HispanTv].
El exconsejero de Barack Obama en cuestiones de inteligencia, David Gompert, ha advertido a los políticos estadounidenses sobre el riesgo de una posible guerra con China, que podría ser “muy tensa, destructiva y duradera“. [Sputnik]
En lo climático la información nunca llega a develar las consecuencias inconmensurables del calentamiento mundial.
Julio fue el mes más caliente registrado en la Tierra, según la Nasa. [La Tercera]
Para finales del siglo en curso se espera la disminución del hielo marino antártico en un 60 por ciento, según una investigación de la revista Nature Communications.  Telesur]
La cúpula fáctica de los empresarios corporativos sabe que se marcha al colapso de la época capitalista. Su orden es ocultarlo a la población y preparar su control del nuevo futuro.
Los principales medios estadounidenses le están fallando a su pueblo en su deber histórico, trasladándoles a los ciudadanos información falsa y opiniones engañosas sobre casi todos los temas de relevancia mundial, opina el periodista Robert Parry.  [Sputnik].
El director del centro territorial de Radio Televisión Española en Murcia, Juan De Dios Martínez, ha reconocido abiertamente, en una conversación, que manipula la información a su gusto para emitir las noticias según sus propias preferencias. La conversación fue grabada. “Las directrices las marco yo absolutamente, yo doy la información, ahora la información la doy como yo quiero darla”, afirmó. [RT]
El deber de los socialistas es dar la batalla de ideas argumentando la necesidad de una civilización socialista sostenible.
El dirigente comunista peruano Alberto Moreno destacó hoy la importancia de la batalla de ideas para revertir la contraofensiva derechista en América Latina… ‘Sin ganar esta batalla, los avances que logremos no serán duraderos’. [PL].
Por un Movimiento para una nueva civilización, sustentable-solidaria

Publicación Barómetro 25-08-16
















La tragedia de Once

La tragedia de Once
Familiares y Amigos de Victimas y Heridos de la Tragedia de Once 22/2

22 de agosto 2016

COMUNICADO LEÍDO POR LOS FAMILIARES A LOS 4 AÑOS Y MEDIO DE LA TRAGEDIA

Volvemos a este lugar, a 4 años y medio del día de la masacre previsible del 22 de febrero de 2012. Seis meses después de nuestro último encuentro estamos acá para reafirmar el camino de lucha contra la impunidad, y de búsqueda de justicia. Regresamos para recordar lo conseguido, pero también para que esta unión de los familiares siga cimentando la nueva etapa que comenzó en diciembre pasado.
Las sentencias condenando a los responsables han seguido el camino que los Códigos prevén. Las apelaciones contra algunos sobreseimientos, en algunos casos, y pidiendo mayores condenas en otros, ya han sido elevadas a para el análisis en los distintos estamentos judiciales. Pero los meses que han pasado de febrero a hoy nos llevan a hacer una serie de reflexiones que queremos compartir con ustedes. El contexto no es el mismo por muchas cuestiones. A nadie se le escapa que en los últimos seis meses, la endémica corrupción del gobierno kirchnerista ha mostrado muchas de sus caras.
En 2012 había mostrado la más cruda de todas ellas, que es la muerte, representada en cada una de nuestras historias personales. Pero en estos meses ha mostrado otras facetas, distintos modos, pero siempre bajo una matriz delictual que está siendo debidamente investigada. Cuentas bancarias que indignan, cajas de seguridad con contenidos inexplicables, bolsos que nos dejan atónitos. Son insultos a la sociedad argentina y a la ética pública. Ellos se multiplican, y los apellidos se repiten.

En el medio, asqueados de tantos hechos oscuros enquistados en el poder político, estamos los ciudadanos. Observamos como la Justicia avanza, tratando de echar luz sobre un pasado reciente que no puede ni debe quedar sin encontrar las respuestas que la sociedad merece, se haya estado de acuerdo o no con quines decidieron los destinos de este país hasta diciembre. Entre los nuevos expedientes que se van acumulando contra los ex jerarcas del Poder Ejecutivo pasado, resaltan los que llevan dos apellidos que nos han destruído la vida, y para los cuales no hubo, no hay, ni habrá olvido, perdón, ni reconciliación. Kirchner y De Vido.
Desde 2012 hemos hecho público un reclamo imprescindible, y necesario. Gran parte de la sociedad nos acompaño, y decir que nuestra lucha marcó un camino es hacer honor a una verdad irrefutable. No fue fácil enfrentar a un gobierno que poco tiempo antes de la tragedia había ganado las elecciones con una cantidad de votos prácticamente inédita en la historia argentina. Y esos apellidos que hoy llenan expedientes fueron señalados desde el primer momento por este colectivo que nunca le tuvo miedo a nada. Aún cuando parecían intocables,
los micrófonos reprodujeron lo que nunca nos dio miedo decir: que desde el poder se había sostenido, amparado y cubierto a los responsables políticos y empresariales del desastre.

Nos repusimos a todos los golpes, a las dudas lógicas hacia la Justicia, y al descreimiento social.
Miramos de frente y sin miedo a quienes nos acusaban de golpistas y desestabilizadores, hasta que los hicimos bajar la mirada. Hoy es mucho más fácil decir a viva voz los apellidos que ensuciaron la gestión pública. Pero en aquel momento, no lo era. Y sin embargo, alzamos la voz. Lo hicimos en ese momento, cuando convertimos el dolor en valentía y mutamos el abandono del Estado en el coraje que nos daba nuestro objetivo, con el acompañamiento social como sostén irremplazable. Y también lo hacemos ahora, cuando el diputado Julio De Vido uno de los mas oscuros ministros desde el regreso de la democracia esta a punto de enfrentar el juicio oral y público por la muerte de 52 inocentes. Esto tampoco fue magia, sino producto del enorme trabajo que realizaron los abogados que nos representaron en el recinto. A la vez que lograron un fallo histórico y fundacional para una nueva Argentina, consiguieron que se acumulara la suficiente cantidad de prueba para que el proceso contra el ex ministro avanzara. Los testimonios dados por propios y ajenos permitieron que la investigación acelerara sus pasos, y que una vez señalado por el Tribunal Oral Federal número 2, la instrucción a cargo del juez Bonadío procesara al ex funcionario.
Hoy Julio De Vido se encamina inexorablemente a un juicio oral y público en el que no dudamos, será condenado por las 52 vidas perdidas.
Junto a él, seguramente esté sentado Gustavo Simionoff, el ex encargado de la renegociación de los contratos que el Estado tenía con uno de los más funestos conglomerados económicos de los que se tenga memoria, el grupo Cirigliano.
De Vido, Simionoff, Schiavi, el hoy detenido Jaime, hicieron de la obra pública el medio para llenarse los bolsillos a cualquier costo. Para ello, también tuvieron la complicidad necesaria de toda la estructura gerencial armada por los Cirigliano para robarle al Estado. Por eso, vimos con estupor e indignación que el Ministerio de Transporte a cargo de Guillermo Dietrich hubiese nombrado como funcionario suyo a Victor Heinecke, quién como ex directivo de TBA, tenía la función de la Evalucación de Proyectos. Un nombramiento que ofendió a este grupo, y que fue denunciado públicamente, aún cuando ese hecho no haya tenido la repercusión que se merecía. Una vez más, nos pusimos a la cabeza de un reclamo que tuvo como objetivo mantener limpio de nombres sucios a la estructura del Estado. Producto de esa denuncia hoy Heinecke fue desplazado de su lugar.

Y la actitud que tomamos reafirma una vez más que no somos ni oficialistas ni opositores, que somos un conjunto que defiende sus valores, porque atrás nuestro siempre está la verdad.
Valoramos la decisión que se tomo con Heinecke desde el Ministerio, aun cuando jamás vayamos a entender como fue que llegó a un puesto de relevancia en este Gobierno. Pero haber escuchado la denuncia de este grupo sostiene lo señalado desde la autoridades de Transporte respecto del dialogo necesario de los distintos sectores para mejorar el área.
Así como reconocemos lo sucedido, volvemos a pedir al Ministro Dietrich que escuche a los trabajadores ferroviarios. Que la mesa de negociaciones nunca se cierre, que se respeten sus derechos, y que se oigan sus reclamos y denuncias.
Nunca olvidaremos que fueron ellos, señor Ministro los que alertaron sobre lo que sucedería antes de la masacre. Y no fueron escuchados. Los errores del pasado no deben repetirse, y la egolatría k, esa que los hizo creerse dueños y señores de la verdad fue la que nos llevó al desastre. Por eso, volvemos a abogar por un dialogo sincero y sin resquemores entre trabajadores, y el Estado. Que no existan las persecuciones, ni los preconceptos, ni las sanciones sin sustento o que no estén basadas en pruebas concretas.

Que no haya cuestiones ideológicas de por medio cuando se trate de cuidar al usuario.
Por otro lado, pedimos a quienes desempeñan las tareas operativas diarias en el manejo de los trenes que nunca dejen de capacitarse y que afronten su tarea con la responsabilidad que significa trasladar cientos de miles de vidas todos los días. También, que las peticiones a las autoridades, amparadas en la Constitución, no impliquen afectar el traslado diario de quienes usan al tren como medio de locomoción. No se trata de estar de acuerdo siempre, y en todo. Se trata de encontrar soluciones, para que el transporte ferroviario mejore día a día.
Los incidentes en las vías se siguen repitiendo y prenden luces de alarma en todos nosotros. Cada vez que los medios de comunicación replican las noticias sobre accidentes en la línea Sarmiento, nos vuelve a la memoria el peor de los pasados, y toma nuestro presente por asalto. Ningún accidente es menor, no importa si hay heridos o no, porque son avisos de que las cosas no están bien.
Sea por errores humanos, o por fallas en la estructura, todo debe ser investigado a fondo. Las alertas deben ser escuchadas y las responsabilidades del caso deben ser asumidas.
El futuro se construye entre todos los participantes, por eso hacemos este llamamiento al diálogo una vez más.

No queremos volver a llorar lágrimas innecesarias. Y eso depende de todos. Pero centralmente de quienes tienen como obligación garantizar una estructura segura desde el Estado y de aquellos que diariamente se deben a una tarea que está dentro de las mas importantes de las sociedad, como es la de los encargados del transporte de pasajeros.
Hace unos días se anunció el impulso a las obras de soterramiento en toda la línea Sarmiento. Aquello anunciado hasta el hartazgo por un gobierno que hizo de la mentira y la administración fraudulenta una manera de hacer política en el transporte, hoy parece tomar impulso con el nuevo Gobierno. Deseamos que de una buena vez la obra pública sea eso. Obra, que se haga, que sea una realidad concreta. Y pública, para todos los que usamos el tren, para el ciudadano común. Que se realice con toda transparencia y que no sea un medio para el enriquecimiento ilícito de los funcionarios corruptos y de sus amigos empresarios igualmente corruptos. Estaremos atentos a que los plazos anunciados se cumplan, y que en la concreción de la obra no haya otra cosa que cuentas claras y eficiencia. Estamos dando un voto de confianza a las autoridades, pero así como sucedió con Heinecke, no nos va a temblar la voz para denunciar cualquier tipo de irregularidades que se presenten y que estén debidamente probadas.

Queremos creer que desde los despachos se escucha a los trabajadores y a los usuarios, y que se atiende a las necesidades reales. Que se cumple lo prometido, que en el medio no hay retornos de dinero y que la función pública no es la vía para las promesas vacías y los bolsillos llenos.
De eso ya vimos y vivimos demasiado, y nos sigue estrujando el corazón acordarnos de quienes no tenemos más fisicamente, victimas de aquellos a los que no les importó la vida ajena. De todos estos el condenado Jaime es el único que hoy está entre rejas. Demasiado daño ya causó, y esperemos que una a una, las condenas sobre las múltiples causas que lo esperan se vayan juntando. Que las rejas sean lo que lo separa de una sociedad que lo tuvo manejando partes de sus destinos. Pero sabemos que Jaime no actuó solo, o de manera oculta. Hubo quienes lo sostuvieron políticamente para que llevase a cabo los aberrantes delitos que hoy lo tienen preso.
Pero todos sabemos y esperamos que Jaime, y tantos otros se merecen que las condenas dictadas en su contra queden firmes. Como dijimos al comienzo de esta lectura, los pasos procesales se van dando. Y aún cuando las causas en contra de casi toda la primera línea del gobierno kirchnerista se multipliquen todos los días, hay una que esta por delante de todas.
Porque es cierto que haber vaciado las arcas del Estado en beneficio propio merece una condena muy dura. Pero ¿que son millones y millones de pesos al lado de una vida? ¿Hay alguien que pueda comparar un bolso con millones de dólares con un solo minuto de cualquiera de las vidas cegadas en 2012?
Es necesario que los delitos económicos reciban condenas ejemplificadotes. Las vidas perdidas merecen una respuesta rápida que confirme condenas históricas.
Por eso, volvemos a sostener la importancia de nuestra lucha, cuando para enfrentarse un poder casi omnipotente desde el llano era para valientes, o para desesperados. Y fuimos las dos cosas, y esa lucha inclaudicable logró lo que casi nadie había logrado.
Que Julio De Vido se encamine a tener que rendir cuentas ante un Tribunal es un logro no solo para nosotros, sino para un país que espera de sus instituciones nada más que respuestas. Que se investigue su participación es central, porque sus funcionarios subalternos condenados lo señalaron como responsable. Y, más allá de nuestras convicciones, será imprescindible que los roles queden perfectamente esclarecidos. Solo así los ciudadanos podremos volver a creer en que la Señora de los Tribunales no se baja la venda para ver a quién tiene enfrente.
Paralelo a esto estamos pendientes de la ratificación de las sentencias de diciembre de 2015.
Ahora le toca a la Cámara de Casación Penal enunciar su decisión. Atentos, y esperanzados esperamos que los tiempos se aceleren. No renegamos de lo dicho desde el primer día, a la Justicia se la acompaña y se la espera. Pero también se le reclama.
En la lucha van a encontrarnos siempre. Aquí o en cualquier lugar, siempre pudiendo mirar a los ojos a quién se nos cruce, para decirles que acá estamos y estaremos, reclamando justicia hasta que la confirmación de las condenas ya dictadas, y las que, confiamos, están por venir, le den sentido a esta lucha. Y ya es hora.
Hemos llegado una vez mas para rendir homenaje a estos corazones que nos acompañan, latiendo en cada uno de nosotros. Por eso, ante ellos, y por ellos, volveremos a gritar todas las veces que haga falta.

JUSTICIA PARA LOS MUERTOS Y HERIDOS DE ONCE

https://www.facebook.com/TRAGEDIAONCE/posts/1112376045506393













Texto de la verdadera Declaratoria de la Independencia de la República Oriental del Uruguay

Texto de la verdadera Declaratoria de la Independencia
de la República Oriental del Uruguay




Y....nos guste o nos nos guste aca va la verdadera independencia , acordada entre el Imperio de Brasil y la república de las Provincias del Rio de la Plata , bajo la mediación del Imperio Británico (Lord Ponsomby, embajador) el 27 de agosto de 1828.
La verdadera independencia de la Provincia Oriental ( que ni siquiera le llaman asi, como se llamaba sino de Montevideo o Cisplatina), lo que hoy llamamos República Oriental del Uruguay.por eso Artigas nunca quiso este estado ni nunca quiso retornar de su exilio autoimpuesto.Como consecuencia de este pacto surgió el 18 de julio de 1830 el Estado Oriental del Uruguay.

Convención preliminar de paz entre el Gobierno de la República de las Provincias Unidas del Río de la Plata y Su Majestad el Emperador del Brasil sobre la Independencia de la Provincia de Montevideo.

En nombre de la
Santísima e indivisible Trinidad: El Gobierno de las Provincias Unidas del Río
de la Plata y Su Majestad el Emperador del Brasil, deseando poner término a la
guerra, y establecer sobre principios sólidos y duraderos la buena inteligencia,
armonía y amistad que deben existir entre Naciones vecinas, llamadas por sus
intereses a vivir unidas por los lazos de alianza perpetua, acordaron por la
mediación de su Majestad Británica, ajustar entre sí una Convención Preliminar
de Paz, que servirá de base al Tratado Definitivo de la misma que debe
celebrarse entre ambas Altas Partes Contratantes. Y para este fin, nombraron sus
Plenipotenciarios a saber:
El Gobierno de la
República de las Provincias Unidas, a los generales D. Juan Ramón Balcarce y D.
Tomás Guido.
Su Majestad el
Emperador del Brasil, a los Ilustrísimos Señores Marqués de Aracaty, del Consejo
de su Majestad, Gentil-Hombre de Cámara Imperial, Consejero de Hacienda,
Comendador de la orden de Avis, Senador del Imperio, Ministro y Secretario de
Estado en el Departamento de Negocios Extranjeros; Dr. D. José Clemente Pereira,
del Consejo de su Majestad, Desembargador de la casa de Suplicación, Dignatario
de la Imperial Orden del Cruceiro, Caballero de la de Cristo, Ministro y
Secretario de Estado en el Departamento de Negocios del Imperio, e interinamente
Encargado de los Negocios de Justicia; y D. Joaquín Oliveira Alvarez, del
Consejo de su Majestad y del de Guerra, Teniente General de los Ejércitos
Nacionales e Imperiales, Oficial de la Imperial Orden del Cruceiro, Ministro y
Secretario de Estado en los Departamentos de los Negocios de
Guerra.
Los cuales, después
de haber canjeado sus plenos poderes respectivos, que fueron hallados en buena y
debida forma, convinieron en los artículos
siguientes:

Art. 1°. Su Majestad el Emperador del Brasil declara la Provincia de Montevideo, llamada hoy Cisplatina, separada del territorio del Brasil, para que pueda constituirse en Estado libre é independiente de toda y cualquier Nación, bajo la forma de Gobierno que juzgare conveniente á sus intereses, necesidades y recursos.

Art. 2º. El Gobierno de la República de las Provincias Unidas concuerda en declarar por su parte la independencia de la provincia de Montevideo llamada hoy Cisplatina y en que se constituya en Estado libre é independiente, en la forma declarada en el artículo precedente.

Art. 3º. Ambas Altas Partes contratantes se obligan a defender la independencia é integridad de la Provincia de Montevideo, por el tiempo y el modo que se ajustare en el Tratado definitivo de Paz

Art. 4º. El Gobierno actual de la Banda Oriental, inmediatamente que la presente Convención fuere ratificada, convocará los Representantes de la parte de la dicha Provincia que le está actualmente sujeta, y el Gobierno actual de Montevideo hará simultáneamente una igual convocación a los ciudadanos residentes dentro de ésta, regulándose el número de Diputados por el que corresponda al de los ciudadanos de la misma Provincia y la forma de su elección por el reglamento adoptado para la elección de sus Representantes en la última Lejislatura..

Art. 5º. Las elecciones de los Diputados correspondientes á la población de la Plaza de Montevideo, se harán precisamente "extramuros" en lugar que quede fuera del alcance de la artillería de la misma Plaza, sin ninguna concurrencia de fuerza armada.
Art. 6º. Reunidos
los Representantes de la Provincia fuera de la Plaza de Montevideo, y de
cualquier otro lugar que se hallare ocupado por tropas y que esté al menos diez
leguas distante de las más próximas, establecerá un Gobierno Provisorio, que
debe gobernar toda la Provincia, hasta que se instale el Gobierno Permanente,
que hubiere de ser creado por la Constitución. Los Gobiernos actuales de
Montevideo y de la Banda Oriental cesarán inmediatamente que aquella se
instale.
Art. 7º. Los mismos
Representantes se ocuparán después en formar la Constitución política de la
Provincia de Montevideo, y esta antes de ser jurada, será examinada por
Comisarios de los Gobiernos contratantes para el único fin de ver si en ella se
contiene algun artículo ó artículos que se opongan a la seguridad de sus
respectivos Estado. Si aconteciere este caso, será explicado pública y
categóricamente por los mismos Comisarios, y en falta de común acuerdo de estos,
será decidido por ambos Gobiernos
contratantes.

Art. 8º. Será permitido á todo y cualquiera habitante de la Provincia de Montevideo salir del territorio de ésta, llevando consigo los bienes de su propiedad, sin perjuicio de tercero, hasta el juramento de la Constitución, si no quiere sujetarse á ella ó si así le conviniere.

Art. 9º. Habrá perpétuo y absoluto olvido de todos y cualesquiera hechos y opiniones políticas que los habitantes de la Provincia de Montevideo, y los del territorio del Imperio del Brasil que hubiere sido ocupado por las tropas de la República de las Provincias Unidas, hubieren profesado ó practicado hasta la época de la ratificación de la presente Convención.

Art. 10. Siendo un deber de los Gobiernos contratantes auxiliar y protejer á la Provincia de Montevideo hasta que ella se constituya completamente, convienen los Gobiernos en que si antes de jurada la Constitución de la misma Provincia, y cinco años después, la tranquilidad y la seguridad fuese perturbada dentro de ella por la guerra civil, prestarán a su gobierno legal el auxilio necesario para mantenerlo y sostenerlo. Pasado el plazo expresado, cesará toda la protección que por este artículo se promete al Gobierno legal de la Provincia de Montevideo y la misma quedará considerada en estado de perfecta y absoluta independencia.

Art. 11. Ambas Altas Partes contratantes declaran muy explícita y categóricamente que cualquiera que pueda venir á ser el uso de la protección que en conformidad al artículo anterior se promete a la Provincia de Montevideo, la misma protección se limitará en todo caso á hacer restablecer el órden, y cesará inmediatamente que este fuere restablecido.

Art. 12. Las tropas de la Provincia de Montevideo, y las tropas de la República de las Provincias Unidas, desocuparán el territorio brasilero en el preciso y perentorio término de dos meses contados desde el día en que fueren cangeadas las ratificaciones de la presente Convención, pasando las segundas a la margen derecho del Río de la Plata ó del Uruguay; menos una fuerza de mil quinientos hombres ó mayor, que el Gobierno de la sobredicha República, si lo juzgare conveniente, podrá conservar dentro del territorio de la referida Provincia de Montevideo, en el punto que escojiere hasta que las tropas de su Majestad el Emperador del Brasil desocupen completamente la plaza de Montevideo.

Art. 13. Las tropas de su Majestad el Emperador del Brasil desocuparán el territorio de la Provincia de Montevideo, inclusa la Colonia del Sacramento, en el preciso y perentorio término de dos meses contados desde el día en que se verificare el cange de las ratificaciones de la presente Convención, retirándose para las fronteras del Imperio ó embarcándose, menos una fuerza de mil y quinientos hombres que el Gobierno del mismo Señor podrá conservar en la plaza de Montevideo, hasta que se instale el Gobierno Provisorio de dicha Provincia, con la expresa obligación de retirar esta fuerza dentro del preciso y perentorio término de los primeros cuatro meses siguientes a la instalación del mismo gobierno Provisorio, á más tardar entregando en el acto de la desocupación la expresada plaza de Montevideo, á los Comisarios competentemente autorizados por el gobierno legítimo de la misma Provincia.
Art. 14 Queda
entendido que tanto las tropas de la República de las Provincias Unidas, como
las de su Majestad el Emperador del Brasil, que en conformidad de los dos
artículos antecedentes quedan temporalmente en el territorio de la Provincia de
Montevideo, no podrán intervenir en manera alguna en los negocios políticos de
las misma Provincia, su gobierno, instituciones, etc. Ellas serán consideradas
como meramente pasivas y de observación, conservadas así para proteger al
Gobierno y garantir las libertades y propiedades públicas é individuales, y solo
podrán operar activamente si el Gobierno legítimo de la referida Provincia de
Montevideo requiere auxilio.

Art. 15. Luego que se efectuare el cange de las ratificaciones de la presente Convención, habrá entera cesación de hostilidades por mar y por tierra. El bloqueo será levantado en el término de 18 horas por parte de la escuadra Imperial; las hostilidades por tierra cesarán inmediatamente que la misma Convención y sus ratificaciones fueren notificadas a los ejércitos, y por mar dentro de dos días hasta el Cabo de Santa María, en ocho días hasta Santa Catalina, en quince hasta cabo Frío, en veinte y dos hasta Pernambuco, en cuarenta hasta la Línea, en sesenta hasta la costa del Este, y en ochenta hasta los mares de Europa. Todas las presas que se hicieren en mar ó en tierra pasado el tiempo que queda señalado, serán juzgadas malas presas, y recíprocamente indemnizadas.
Art. 16. Todos los
prisioneros de una y otra parte, que hubieren sido tomados durante la guerra en
mar ó tierra, serán puestos en libertad luego que la presente Convención fuere
ratificada y las ratificaciones cangeadas, con la única condición de que no
podrán salir sin que haya asegurado el pago de las deudas que hubieren contraído
en el país donde se hallen.
Art. 17. Despues
del cange de las ratificaciones, ambas Altas Partes Contratantes tratarán de
nombrar sus respectivos Plenipotenciarios para ajustarse y concluirse el Tratado
definitivo de Paz, que debe celebrarse entre la República de las Provincias
Unidas y el Imperio del Brasil.

Art. 18. Si, lo que no es de esperar, las Altas Partes Contratantes no llegasen a ajustarse en dicho Tratado definitivo de Paz, por cuestiones que puedan suscitarse, en que no concuerden á pesar de la mediación de su Majestad Británica, no podrán renovarse las hostilidades entre la República y el Imperio antes de pasados los cinco años estipulados en el art. 10, ni aun despues de vencido este plazo las hostilidades podrán romperse sin previa notificación hecho recíprocamente seis meses antes, con conocimiento de la Potencia mediadora.

Art. 19 El canje de ratificaciones de la presente Convención será hecho en la plaza de Montevideo, dentro del término de sesenta días ó antes si fuere posible, contados desde el día de su data.

Hecha en la ciudad de Río Janeiro, a los veinte y siete días del mes de Agosto del año del Nacimiento de Nuestro Señor Jesu-Cristo mil ochocientos veinte y ocho.

Juan Ramón Balcarce
Tomás Guido
Marqués de Aracaty
Jósé Clemente Pereira
Joaquín de Oliveira Álvarez

Artículo Adicional
Ambas Altas Partes
Contratantes, se comprometen a emplear los medios que estén a su alcance a fin
de que la navegación del Río de la Plata, y de todos los otros que desaguan en
él, se conserve libre para el uso de los súbditos de una y otra Nación, por el
tiempo de quince años, en la forma que se ajustare en el Tratado definitivo de
Paz.
 Y....nos guste o nos nos guste aca va la verdadera independencia , acordada entre el Imperio de
Brasil y la república de las Provincias del Rio de la Plata , bajo la mediación del Imperio Británico (Lord Ponsomby, embajador) el 27 de agosto de 1828.
La verdadera independencia de la Provincia Oriental ( que ni siquiera le llaman asi, como se llamaba sino de Montevideo o Cisplatina), lo que hoy llamamos República Oriental del Uruguay.por eso Artigas nunca quiso este estado ni nunca quiso retornar de su exilio autoimpuesto.Como consecuencia de este pacto surgió el 18 de julio de 1830 el Estado Oriental del Uruguay.

Convención preliminar de paz entre el Gobierno de la República de las Provincias Unidas del Río de la Plata y Su Majestad el Emperador del Brasil sobre la Independencia de la Provincia de Montevideo.

En nombre de la
Santísima e indivisible Trinidad: El Gobierno de las Provincias Unidas del Río
de la Plata y Su Majestad el Emperador del Brasil, deseando poner término a la
guerra, y establecer sobre principios sólidos y duraderos la buena inteligencia,
armonía y amistad que deben existir entre Naciones vecinas, llamadas por sus
intereses a vivir unidas por los lazos de alianza perpetua, acordaron por la
mediación de su Majestad Británica, ajustar entre sí una Convención Preliminar
de Paz, que servirá de base al Tratado Definitivo de la misma que debe
celebrarse entre ambas Altas Partes Contratantes. Y para este fin, nombraron sus
Plenipotenciarios a saber:
El Gobierno de la
República de las Provincias Unidas, a los generales D. Juan Ramón Balcarce y D.
Tomás Guido.
Su Majestad el
Emperador del Brasil, a los Ilustrísimos Señores Marqués de Aracaty, del Consejo
de su Majestad, Gentil-Hombre de Cámara Imperial, Consejero de Hacienda,
Comendador de la orden de Avis, Senador del Imperio, Ministro y Secretario de
Estado en el Departamento de Negocios Extranjeros; Dr. D. José Clemente Pereira,
del Consejo de su Majestad, Desembargador de la casa de Suplicación, Dignatario
de la Imperial Orden del Cruceiro, Caballero de la de Cristo, Ministro y
Secretario de Estado en el Departamento de Negocios del Imperio, e interinamente
Encargado de los Negocios de Justicia; y D. Joaquín Oliveira Alvarez, del
Consejo de su Majestad y del de Guerra, Teniente General de los Ejércitos
Nacionales e Imperiales, Oficial de la Imperial Orden del Cruceiro, Ministro y
Secretario de Estado en los Departamentos de los Negocios de
Guerra.
Los cuales, después
de haber canjeado sus plenos poderes respectivos, que fueron hallados en buena y
debida forma, convinieron en los artículos
siguientes:

Art. 1°. Su Majestad el Emperador del Brasil declara la Provincia de Montevideo, llamada hoy Cisplatina, separada del territorio del Brasil, para que pueda constituirse en Estado libre é independiente de toda y cualquier Nación, bajo la forma de Gobierno que juzgare conveniente á sus intereses, necesidades y recursos.

Art. 2º. El Gobierno de la República de las Provincias Unidas concuerda en declarar por su parte la independencia de la provincia de Montevideo llamada hoy Cisplatina y en que se constituya en Estado libre é independiente, en la forma declarada en el artículo precedente.

Art. 3º. Ambas Altas Partes contratantes se obligan a defender la independencia é integridad de la Provincia de Montevideo, por el tiempo y el modo que se ajustare en el Tratado definitivo de Paz

Art. 4º. El Gobierno actual de la Banda Oriental, inmediatamente que la presente Convención fuere ratificada, convocará los Representantes de la parte de la dicha Provincia que le está actualmente sujeta, y el Gobierno actual de Montevideo hará simultáneamente una igual convocación a los ciudadanos residentes dentro de ésta, regulándose el número de Diputados por el que corresponda al de los ciudadanos de la misma Provincia y la forma de su elección por el reglamento adoptado para la elección de sus Representantes en la última Lejislatura..

Art. 5º. Las elecciones de los Diputados correspondientes á la población de la Plaza de Montevideo, se harán precisamente "extramuros" en lugar que quede fuera del alcance de la artillería de la misma Plaza, sin ninguna concurrencia de fuerza armada.
Art. 6º. Reunidos
los Representantes de la Provincia fuera de la Plaza de Montevideo, y de
cualquier otro lugar que se hallare ocupado por tropas y que esté al menos diez
leguas distante de las más próximas, establecerá un Gobierno Provisorio, que
debe gobernar toda la Provincia, hasta que se instale el Gobierno Permanente,
que hubiere de ser creado por la Constitución. Los Gobiernos actuales de
Montevideo y de la Banda Oriental cesarán inmediatamente que aquella se
instale.
Art. 7º. Los mismos
Representantes se ocuparán después en formar la Constitución política de la
Provincia de Montevideo, y esta antes de ser jurada, será examinada por
Comisarios de los Gobiernos contratantes para el único fin de ver si en ella se
contiene algun artículo ó artículos que se opongan a la seguridad de sus
respectivos Estado. Si aconteciere este caso, será explicado pública y
categóricamente por los mismos Comisarios, y en falta de común acuerdo de estos,
será decidido por ambos Gobiernos
contratantes.

Art. 8º. Será permitido á todo y cualquiera habitante de la Provincia de Montevideo salir del territorio de ésta, llevando consigo los bienes de su propiedad, sin perjuicio de tercero, hasta el juramento de la Constitución, si no quiere sujetarse á ella ó si así le conviniere.

Art. 9º. Habrá perpétuo y absoluto olvido de todos y cualesquiera hechos y opiniones políticas que los habitantes de la Provincia de Montevideo, y los del territorio del Imperio del Brasil que hubiere sido ocupado por las tropas de la República de las Provincias Unidas, hubieren profesado ó practicado hasta la época de la ratificación de la presente Convención.

Art. 10. Siendo un deber de los Gobiernos contratantes auxiliar y protejer á la Provincia de Montevideo hasta que ella se constituya completamente, convienen los Gobiernos en que si antes de jurada la Constitución de la misma Provincia, y cinco años después, la tranquilidad y la seguridad fuese perturbada dentro de ella por la guerra civil, prestarán a su gobierno legal el auxilio necesario para mantenerlo y sostenerlo. Pasado el plazo expresado, cesará toda la protección que por este artículo se promete al Gobierno legal de la Provincia de Montevideo y la misma quedará considerada en estado de perfecta y absoluta independencia.

Art. 11. Ambas Altas Partes contratantes declaran muy explícita y categóricamente que cualquiera que pueda venir á ser el uso de la protección que en conformidad al artículo anterior se promete a la Provincia de Montevideo, la misma protección se limitará en todo caso á hacer restablecer el órden, y cesará inmediatamente que este fuere restablecido.

Art. 12. Las tropas de la Provincia de Montevideo, y las tropas de la República de las Provincias Unidas, desocuparán el territorio brasilero en el preciso y perentorio término de dos meses contados desde el día en que fueren cangeadas las ratificaciones de la presente Convención, pasando las segundas a la margen derecho del Río de la Plata ó del Uruguay; menos una fuerza de mil quinientos hombres ó mayor, que el Gobierno de la sobredicha República, si lo juzgare conveniente, podrá conservar dentro del territorio de la referida Provincia de Montevideo, en el punto que escojiere hasta que las tropas de su Majestad el Emperador del Brasil desocupen completamente la plaza de Montevideo.

Art. 13. Las tropas de su Majestad el Emperador del Brasil desocuparán el territorio de la Provincia de Montevideo, inclusa la Colonia del Sacramento, en el preciso y perentorio término de dos meses contados desde el día en que se verificare el cange de las ratificaciones de la presente Convención, retirándose para las fronteras del Imperio ó embarcándose, menos una fuerza de mil y quinientos hombres que el Gobierno del mismo Señor podrá conservar en la plaza de Montevideo, hasta que se instale el Gobierno Provisorio de dicha Provincia, con la expresa obligación de retirar esta fuerza dentro del preciso y perentorio término de los primeros cuatro meses siguientes a la instalación del mismo gobierno Provisorio, á más tardar entregando en el acto de la desocupación la expresada plaza de Montevideo, á los Comisarios competentemente autorizados por el gobierno legítimo de la misma Provincia.
Art. 14 Queda
entendido que tanto las tropas de la República de las Provincias Unidas, como
las de su Majestad el Emperador del Brasil, que en conformidad de los dos
artículos antecedentes quedan temporalmente en el territorio de la Provincia de
Montevideo, no podrán intervenir en manera alguna en los negocios políticos de
las misma Provincia, su gobierno, instituciones, etc. Ellas serán consideradas
como meramente pasivas y de observación, conservadas así para proteger al
Gobierno y garantir las libertades y propiedades públicas é individuales, y solo
podrán operar activamente si el Gobierno legítimo de la referida Provincia de
Montevideo requiere auxilio.

Art. 15. Luego que se efectuare el cange de las ratificaciones de la presente Convención, habrá entera cesación de hostilidades por mar y por tierra. El bloqueo será levantado en el término de 18 horas por parte de la escuadra Imperial; las hostilidades por tierra cesarán inmediatamente que la misma Convención y sus ratificaciones fueren notificadas a los ejércitos, y por mar dentro de dos días hasta el Cabo de Santa María, en ocho días hasta Santa Catalina, en quince hasta cabo Frío, en veinte y dos hasta Pernambuco, en cuarenta hasta la Línea, en sesenta hasta la costa del Este, y en ochenta hasta los mares de Europa. Todas las presas que se hicieren en mar ó en tierra pasado el tiempo que queda señalado, serán juzgadas malas presas, y recíprocamente indemnizadas.
Art. 16. Todos los
prisioneros de una y otra parte, que hubieren sido tomados durante la guerra en
mar ó tierra, serán puestos en libertad luego que la presente Convención fuere
ratificada y las ratificaciones cangeadas, con la única condición de que no
podrán salir sin que haya asegurado el pago de las deudas que hubieren contraído
en el país donde se hallen.
Art. 17. Despues
del cange de las ratificaciones, ambas Altas Partes Contratantes tratarán de
nombrar sus respectivos Plenipotenciarios para ajustarse y concluirse el Tratado
definitivo de Paz, que debe celebrarse entre la República de las Provincias
Unidas y el Imperio del Brasil.

Art. 18. Si, lo que no es de esperar, las Altas Partes Contratantes no llegasen a ajustarse en dicho Tratado definitivo de Paz, por cuestiones que puedan suscitarse, en que no concuerden á pesar de la mediación de su Majestad Británica, no podrán renovarse las hostilidades entre la República y el Imperio antes de pasados los cinco años estipulados en el art. 10, ni aun despues de vencido este plazo las hostilidades podrán romperse sin previa notificación hecho recíprocamente seis meses antes, con conocimiento de la Potencia mediadora.

Art. 19 El canje de ratificaciones de la presente Convención será hecho en la plaza de Montevideo, dentro del término de sesenta días ó antes si fuere posible, contados desde el día de su data.

Hecha en la ciudad de Río Janeiro, a los veinte y siete días del mes de Agosto del año del Nacimiento de Nuestro Señor Jesu-Cristo mil ochocientos veinte y ocho.

Juan Ramón Balcarce
Tomás Guido
Marqués de Aracaty
Jósé Clemente Pereira
Joaquín de Oliveira Álvarez

Artículo Adicional
Ambas Altas Partes
Contratantes, se comprometen a emplear los medios que estén a su alcance a fin
de que la navegación del Río de la Plata, y de todos los otros que desaguan en
él, se conserve libre para el uso de los súbditos de una y otra Nación, por el
tiempo de quince años, en la forma que se ajustare en el Tratado definitivo de
Paz.